Reporte de Vuelo: Iberia Airbus 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid

Después de una intensa semana que me tuvo entre Brasil, Uruguay y Argentina, llegó la hora de volver a casa nuevamente.

La Previa:

Mi regreso desde Buenos Aires a Barcelona lo reservé con Iberia durante la gran promoción de redención con 50% de descuento en Avios para titulares de Amex Sendo Oro, y terminó costándome unos increíbles 25.500 Avios + 97,36 euros de tasas.

29516

Iberia vuela a Buenos Aires 3 tipos de aviones diferentes, aparentemente de manera aleatoria y sin seguir ningún patrón. Dependiendo del día, puede tocarte el Airbus 340-300, el 340-600 o el 330, y la diferencia entre las cabinas de business de cada uno de ellos es sustancial.  La mejor opción es el A330, ó los 340-600 a los que le ya le han instalado la nueva cabina, con un layout 1-2-1 y acceso al pasillo desde todos los asientos. No hubo suerte, volé el 340-300. Estos aviones no serán renovados, ya que se irán quitando de la flota a medida vayan siendo reemplazados por los nuevos A330

Aquí os dejo una foto de cada cabina para que vean la diferencia entre un producto y otro.

Iberia 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid

Cabina business class del 330-300

Iberia 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid

Cabina business class del 340-300 que volé hoy

Llegué temprano a Ezeiza. El viaje en taxi desde el centro con Verónica, mi taxista favorita, fué sorprendentemente rápido para un lunes por la tarde, y en menos de 40 minutos estaba en la Terminal A haciendo el check-in.

Entrada Aeropuerto Internacional Ezeiza

Entrada Aeropuerto Internacional Ezeiza

Prácticamente no había gente en el counter, a pesar de que el vuelo iba full. Tampoco encontré fila en migraciones, algo que me sucedió poquísimas veces en Buenos Aires, y casi sin darme cuenta me encontraba ya en el área de embarque, con más de una hora de margen para matar.

Por casualidad había encontrado a un amigo que volaba esta misma noche, y quedamos en vernos en la Centurion Lounge de American Express.

La sala es infinitamente mejor que la antigua, pero aunque es bastante espaciosa, estaba repleta de gente, y no fue fácil encontrar lugar para sentarse. La decoración es muy agradable, y la oferta de comida y bebida es razonable.


El vuelo:

Iberia (IB) IB6844
Buenos Aires (EZE) – Madrid (MAD)
Avión:  Airbus 340-300
Asiento:  4L  (Business Class)
Horario salida/llegada: 11:05PM – 03:30PM
Duración:  12:25Iberia 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid

A la hora del embarque abandoné el lounge y atravesé todo el aeropuerto nuevamente hasta el gate 4.  Hoy elegí el  asiento  4L, la ventana derecha de la última fila de business. Casi como regla prefiero la última fila ó, en su defecto, la primera, para evitar estar en medio de la cabina con gente delante y detrás. Nunca se sabe quién ronca, quién viaja con niños, quién se queda con la luz de lectura encendida toda la noche, etc.  Se trata de minimizar los riesgos 😉

Asientos Iberia Business Class 340-300

Asientos Iberia Business Class 340-300

La cabina es agradable, aunque un poco antigua y desgastada. El hecho de que tenga sólo 4 filas la hace ligeramente más íntima que la del 340-600. Antes, este avión tenía dos filas más de business detrás, del otro lado del galley, pero acabaron por convertirlas en economy.

Esta es la vista desde el 4L

Cabina Business Class Iberia 340-300

Cabina Business Class Iberia 340-300

Tanto los controles del asiento cómo el sistema de entretenimiento son anticuados. La navegación es compleja y poco amigable, y la variedad de contenidos muy limitada.

Monitor Business Class Iberia 340-300

Monitor Business Class Iberia 340-300

Controles Asiento Business Class Iberia 340-300

Controles Asiento Business Class Iberia 340-300

Ya con todo el avión embarcado, el comandante anunció que la partida se demoraría media hora, y también que el vuelo duraría una hora más de lo habitual, ya que debería realizar una ruta diferente por condiciones meteorológicas muy adversas en la zona del centro de Brasil.

Esto, a pesar de generar retraso, y probablemente la pérdida de mi conexión, es algo que me gusta oir de la tripulación. Desviar la ruta a modo preventivo es una decisión sensata y generosa por parte de la aerolínea.

Aproveché la demora para ir al servicio a cambiarme la ropa de calle y activar el modo chándal.  Los baños son “old school” total, una reliquia.

Baño Business Class Iberia 340-300

Baño Business Class Iberia 340-300

Finalmente, cuarenta minutos después del horario programado, partimos con rumbo norte y fuimos dejando Buenos Aires detrás, con unas vistas espectaculares.

Iberia 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid

A los pocos minutos fue ofrecida la bebida y se inició el servicio de cena. Pedí una copa de el rioja, Campillo 2001 Reserva, y agua con gás, mientras leía el menu para hacer el pedido.IMG_9042

IMG_8731

IMG_8732

No como salmón, así que la ensalada no la toqué. El consomé, sin embargo, estaba muy bueno.

Iberia 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid

De plato principal elegí el Solomillo a la parrilla, acompañado por patatas, pimiento y cebolla, que no estaba mal. Acompañado por el Ribera del Duero, parecía la combinación ideal.

Iberia 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid

Me salté el postre porque no tenía mucha hambre. Además, era ya la 1AM, el día había sido largo, y no veía la hora de ponerme a mirar una película y relajarme. Apenas retiraron mi bandeja, volví a llenar mi copa de Rioja, recliné el asiento, y a los pocos minutos… ?

Iberia 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid

PÁNICO. Intenté volver a hacerlo funcionar con todo mi empeño, lo apreté, lo sacudí, le di golpecitos…. incluso la purser intento reiniciarlo varias veces, pero nada. Cómo no había asientos libres en la cabina, quedé condenado al silencio durante el resto del vuelo.

Cuándo bajaron las luces de la cabina, leí y escuché música durante algunas horas hasta que me fuí a dormir.

Iberia 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid

El asiento es cómodo en modo cama, y pude descansar bastante bien. Me desperté prácticamente para el desayuno, un par de horas antes del aterrizaje. Con toda la lógica del mundo, en ese momento la pantalla volvió a funcionar.

Iberia 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid

Disfruté de algunas series mientras desayunaba. Al poco tiempo inicamos el descenso y la tripulación pasó a recoger los cascos, cómo es habitual.

Aterrizamos finalmente en una (cómo siempre) soleadísima Madrid con casi dos horas de retraso. La purser distribuyó las nuevas conexiones con su número de puerta, en el nuevo formato digital que esta implementando la compañía 😉

Iberia A340

Curiosamente, a mí me confirmó la conexión original, que yo a esta altura sabía que era materialmente imposible. En Barajas, conectar desde el satélite con la terminal T4 exige al menos 20/25 minutos con mucha fortuna, y mi vuelo salía exactamente media hora después de la hora en que aterrizamos.

Esta es la hermosa vista del Airbus 343 bautizado “Beatriz Galindo” apenas desembarcamosIberia 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid

Por supuesto perdí mi conexión a Barcelona, pero enseguida me confirmaron plaza en el siguiente vuelo, pero tendría que ser en turista. Le respondí que no había inconveniente, y me fui al estupendo lounge de Iberia a esperar el embarque.

Iberia 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid

Me gustan muchas cosas de esta sala, empezando por la enorme cantidad de espacio que ofrece, sus techos altísimos y la luz natural. Está muy bien distribuida y con pequeñas áreas de sillones separadas entre sí, independientes unas de las otras, que la hacen más íntima a pesar de su enormes dimensiones.

Iberia 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid

Después de una sesión de fuet, camembert y “piquitos” bajada con un ristretto, me dirigí hacia la puerta de embarque, dónde me esperaba el A320 que me llevaría finalmente  a Barcelona, y a mi casa.

Iberia 340-300 Business Class, Buenos Aires-Madrid


Conclusión:

Fué un viaje accidentado, evidentemente algunas cosas no salieron bien, aunque la actitud de los empleados de la compañía siempre fue activa para facilitar soluciones, tanto en tierra como a bordo.

En líneas generales, Iberia ofrece en sus A340-300 un producto business class de gama media, razonable, pero que ya muestra sus años. Sin embargo, a estos aviones les queda poco en la flota, y serán reemplazados gradualmente por los A330 (y los 340-600 reacondicionados) que presentan una business class de ultima generación, con asientos mucho mejores, más privados, y con un buen sistema de entretenimiento.

A ver si la próxima hay suerte!

Que opinas del servicio de Iberia? Has volado ya en sus A340-300?


8 Comments

  1. Juano 30 Noviembre, 2015
    • Hernan 30 Noviembre, 2015
      • Juano 30 Noviembre, 2015
        • Hernan 30 Noviembre, 2015
  2. arquimedes 30 Noviembre, 2015
    • Hernan 30 Noviembre, 2015
  3. Abelardo iniesta 22 Enero, 2017
    • Hernan Van Norden 22 Enero, 2017

Leave a Reply