Problemas menores: como irme de Buenos Aires con millas (e hijo) sin morir en el intento

Como todos los años en estas fechas me encuentro de vacaciones en Argentina, a dónde vine con dos propósitos: visitar a mi familia y descansar algunos días aprovechando el verano en el hemisferio sur.

Las cosas fueron bien. El primer objetivo fue alcanzado sin inconvenientes y en estos momentos me encuentro dedicado de lleno al segundo.

La casa de campo donde me hospedo, en las afueras de Buenos Aires

La casa de campo donde me hospedo, en las afueras de Buenos Aires

Llegué a Buenos Aires con un billete solo ida con Iberia desde Madrid. El vuelo en líneas generales fue tranquilo, a excepción de el bebé llorador de la fila de adelante que me impidió descansar con normalidad.

Esta circunstancia generó un debate surrealista entre algunos pasajeros de la cabina, que ya contaré a su debido momento en el post correspondiente, acerca de la presencia de bebés en clase ejecutiva.

Desayunando con el pequeño en el A340 de Iberia entre Madrid y Buenos Aires

Desayunando con mi hijo en el A340 de Iberia entre Madrid y Buenos Aires

Les dejo, para quién no lo haya visto, el videito de la aproximación a Buenos Aires que publiqué en mi cuenta de Facebook:

Casi siempre que vuelvo desde Buenos aires a Europa intento hacer una transición, aprovechando para pasar un par de días en algún lado a modo de soft landing antes de llegar a Barcelona. Este año todos los números los tenía Palermo, Sicilia; lugar en dónde viví algunos meses en 2006 y conservo un puñado de grandes amigos que hace mucho que no visito.

Desde aquí, la mejor forma de llegar a Palermo es con Alitalia vía Roma, y generalmente el programa Smiles de GOL Linhas Aereas tiene precios imbatibles.

Por desgracia la disponibilidad en clase ejecutiva parece haber desaparecido definitivamente, y solo encontré este vuelo en clase turista, que a priori parecería ideal: 35.000 millas por pax + tasas.

El problema? Viajo con mi hijo de 5 años y el vuelo sale 12:40 del mediodía de Buenos Aires. Esto significa que estará despierto prácticamente las 13 horas de vuelo y, realmente, no tenía ganas de someterme a esa tortura.

Mientras buscaba alternativas en business barajé cambiar Palermo por un stop en USA, y surgió una idea de alguna mente brillante: y por qué no llevas el nene a Disney? Uuuyyy….

Buenos Aires-Miami es una ruta medio aterradora por el perfil de viajero que tiene, pero basta con ponerte tapones de glicerina en los oídos y prácticamente no lo notas.

American Airlines solo mostraba dispo en económica para este vuelo. Por cierto, la disponibilidad de asientos en clase ejecutiva también parece haber desaparecido en Aadvantage.

Nueve horitas en económica de American Airlines está lejos de parecerse al paraíso, pero ya toreé en peores plazas. El factor vuelo directo sumaba muchos puntos, y el hecho de que lo opere el 77W lo reforzaba aún más. Parecía una opción más que razonable por las 30.000 millas + tasas que me costaba.

Reservé sin emitir, y puse el vuelo en espera por 48hs mientras seguía buscando alternativas.

Encontré plazas en clase ejecutiva de COPA a través de Lifemiles, el programa de viajero frecuente de Avianca, pero con dos inconvenientes importantes. En primer lugar, la idea de pasar 10 horas adentro de un B737 con asientos que apenas reclinan no es seductora, pero podría haberme hecho a la idea. El problema más grave eran los horarios inmorales de los vuelos.

Despega a las 4:48am de Buenos Aires, y esto con un niño pequeño no es un detalle menor. Pero no solo eso, sino que después tenía 10 horas de escala en Panamá hasta mi conexión a Miami. Decididamente, no.

Cuándo estaba a punto de bajar el martillo en la turista de American Airlines, a pocas horas del deadline para emitir, vi la luz.

La web de Aadvantage no muestra la dispo de LATAM, y necesitas la ayuda de un operador para encontrarla, pero la web de Latam Pass sí 😉

Desde hace días venía monitoreándola sin éxito, y hoy por la mañana me encontré con esta sorpresa:

Dejando de lado el monto ridículo que LATAM Pass pide por este trecho, significaba que el lugar existía y que cualquier operador de Aadvantage podría reservarlo fácilmente, así que llamé al call center y reservé plazas por 57.500 millas + tasas cada una, el precio standard del premio Business Saver para esta ruta.

Nunca volé en cabina ejecutiva de LATAM. Volé alguna vez con LAN, y muchísimas con TAM, pero nunca desde su fusión.

Y definitivamente jamás volé con LATAM Argentina, así que estoy curioso por probar su servicio.

En cuanto al asiento, la cabina del B767 tiene un layout 2-2-2 y luce mas o menos así:

Foto: The Jet Set Blog

Foto: The Jet Set Blog

Algún lector ya voló largo recorrido con LATAM Argentina? Que impresión les dejó?

23 Comments

  1. Hugo podbersich 8 Febrero, 2017
    • Hernan Van Norden 8 Febrero, 2017
  2. Federico 8 Febrero, 2017
    • Hernan Van Norden 8 Febrero, 2017
  3. Agustín Agüero 8 Febrero, 2017
    • Hernan Van Norden 8 Febrero, 2017
  4. Manu 8 Febrero, 2017
    • Hernan Van Norden 8 Febrero, 2017
  5. RUBEN ITURRES 8 Febrero, 2017
    • Hernan Van Norden 8 Febrero, 2017
  6. DinhaViajera 8 Febrero, 2017
    • Hernan Van Norden 8 Febrero, 2017
  7. Julio 8 Febrero, 2017
    • Hernan Van Norden 8 Febrero, 2017
  8. Pepe 8 Febrero, 2017
    • Hernan Van Norden 8 Febrero, 2017
  9. Axel Duhau 9 Febrero, 2017
    • Hernan Van Norden 9 Febrero, 2017
      • Axel Duhau 9 Febrero, 2017
      • Maximiliano 10 Febrero, 2017
        • Hernan Van Norden 10 Febrero, 2017
  10. Karina 9 Febrero, 2017
    • Hernan Van Norden 10 Febrero, 2017

Leave a Reply