Reporte: Ferry Moby Lines, Piombino–Isla de Elba (Toscana, Italia)

SUMARIO DEL VIAJE:

Reporte: Ryanair Boeing 737-800 Economy Class, Girona-Pisa
Reporte: Ferry  Moby Lines, Piombino – Portoferraio (Isla de Elba)
Reporte: Un par de días de sol y playa en la espectacular Isla de Elba
Reporte: Ferry Toremar, Portoferraio-Piombino
Reporte: Palaia. De paseo por la campaña Toscana, entre Pisa y Florencia
Reporte: Toiano, el pueblo fantasma, y el asesinato de la bella Elvira
Reporte: Lounge Galilei, aeropuerto de Pisa


moby-logo

Hace pocas semanas tuve que viajar a la Isla de Elba por unos compromisos lo cuál, debo ser honesto, no me supuso un esfuerzo sobrehumano ?

Me encontraba inicialmente en Pisa, así que mis dos opciones para llegar a Elba eran volar con Silver Air desde la misma Pisa hasta la isla y alquilar allí un coche, o alquilarlo en Pisa y cruzar en ferry desde el puerto de Piombino, a unos 120km de dónde me encontraba.

Nota: la posibilidad de manejarse en la isla sin coche no existe.

Hice un par de cuentas y me convenía muchísimo más la segunda, a pesar de la ilusión que me hacía experimentar el Let L-410 Turbolet para 16 pasajeros que vuela a la isla.

Silver Air conecta Elba, además, con Milano, Lugano y Firenze.

Air-Silver

La bellísima isla de Elba queda a mitad de camino entre Toscana y Córsega, así que tanto el vuelo como el trayecto en ferry son muy cortos, y demoran menos de una hora en llegar.

Isla-de-Elba-mapa.png

Llegué al puerto de Piombino unos 40 minutos antes de la partida, y fui a comprar los billetes directamente en las boleterías que estan frente a los amarres.

Las dos compañías que se disputan en esta ruta son Moby Lines y Toremar, con frecuencias permanentes a la isla cada 30 minutos, en lo que puede parecer una competencia descarnada, si no fuera por un pequeño detalle: las dos son del mismo dueño  ?

Decidí entonces probar una a la ida y otra al regreso, para poder compararlas. Pagué 13,80€ por el billete + 33.80€ por el coche, solo ida.

Puerto de Piombino, Livorno

Puerto de Piombino, Livorno

El primer ferry que salía era de Moby Lines, así que compré el billete con ellos, y ya me ocuparía de ajustar mi horario al retorno para regresar con la Toremar.

En concreto, el barco que realizaba el recorrido era el Moby Baby Napoli, una reliquia botada en enero de 1966, y que estaba en ese momento ya atracado en el puerto.

Moby Baby Napoli

Moby Baby Napoli

Había viajado ya con Moby Lines entre Cerdeña y Córsega hace algunos años, pero la verdad no conservaba muchos recuerdos. Fue un trayecto corto entre Santa Teresa Gallura y Bonifacio, y en un tipo de barco mucho menor que este.

Embarcando Piombino-Isola d´Elba

Embarcando Piombino-Isola d´Elba

Embarqué unos 15 minutos antes de la hora programada de partida. El proceso fue muy sencillo ya que era principio de Junio y había poquísimos coches en bodega. Esto mismo, en Julio y Agosto, puede ser una tortura.

Embarcando Piombino-Isola d´Elba

Embarcando Piombino-Isola d´Elba

Subiendo a la planta principal del ferry

Subiendo a la planta principal del ferry

Una escalera te conduce hasta este salón, que viene a ser una especie de recibidor/distrubuidor, en dónde hay una serie de sofás y un escritorio de información vacío.

Salón principal, Ferry Moby Lines

Salón principal, Ferry Moby Lines

Desk de Informacion, ferry Moby Lines

Desk de Informacion, ferry Moby Lines

Detrás del escritorio, y hacia la proa, se encuentra la cabina principal del barco. Un espantoso salón con filas de asientos enfrentadas entre sí, por dónde jamás ha pasado un decorador. La nota positiva: los asientos son bastante cómodos.

Como el barco iba vacío, los pocos pasajeros a bordo se concentraron en las mesas del bar.

Cabina de pasajeros principal

Cabina de pasajeros principal

Area de pasajeros delantera

Cabina de pasajeros principal

Del lado opuesto del recibidor, y hacia la proa, se encuentra el bar/restaurante, con un aspecto mucho mas agradable. Ocupa una amplia superficie y tiene muchísimas mesas para acomodarse.

Bar & Restaurante Ferry Moby Lines

Bar & Restaurante Ferry Moby Lines

Opciones de asientos, ferry Moby Lines

Opciones de asientos, ferry Moby Lines

En el centro del salón, un área de juegos infantil para tener distraídas a las fieras durante el trayecto, y con el plus de poder controlarlas mientras te tomas un café.

Area infantil, Moby lines

Area infantil, Moby lines

En la parte trasera del bar, un pequeño salón de entretenimientos con algunas máquinas de videojuegos bastante vintage.

Salón de entretenimientos, ferry Moby Lines

Salón de entretenimientos, ferry Moby Lines

Salón de entretenimientos, ferry Moby Lines

Salón de entretenimientos, ferry Moby Lines

La alfombra que ocupa toda la superficie del bar es lo más simpático del barco, con la ballena del logo de Moby Lines reproducida millones de veces en diferentes colores.

Ferry Moby Lines, Piombino-Isla de Elba

Ferry Moby Lines, Piombino-Isla de Elba

En la planta superior hay otras áreas de pasajeros mucho menores, y ubicadas generalmente en pasillos y otros lugares inauditos.

Area de asientos en la planta superior

Area de asientos en la planta superior

Desde esta planta accedes a la cubierta, a donde fui a tomar un poco de aire fresco y en donde pasé la primera media hora del viaje.

Aquí algunas fotos:

Cubierta, ferry Moby Lines

Cubierta, ferry Moby Lines Piombino-Isla de Elba

Cubierta y botes ferry Moby Baby Napoli

Bote 3, ferry Moby Baby Napoli

Botes, ferry Moby Baby Napoli

Bote 4, ferry Moby Baby Napoli

Proa, ferry Moby Baby Napoli

Proa, ferry Moby Baby Napoli

Puente de mando Moby Lines

Puente de mando Moby Lines

Salvavidas, ferry Moby Baby Napoli

Salvavidas, ferry Moby Baby Napoli

Popa, ferry Moby Lines Piombino-Isla de Elba

Popa, ferry Moby Lines Piombino-Isla de Elba

Entré nuevamente en la cabina por la parte posterior, por un acceso que te conduce directo al bar.

Ingreso a la cabina, Moby Lines Piombino-Isla de Elba

Ingreso a la cabina, Moby Lines Piombino-Isla de Elba

Antes pasé por los lavabos, que no son demasiado atractivos. Cumplen con su función, pero dan algo de cosa.

Baños, ferry Moby Lines

Baños, ferry Moby Lines

Baños, ferry Moby Lines

Baños, ferry Moby Lines

Baño, Moby Lines ferry

Baño, Moby Lines ferry

Regresé al bar, donde una multitud enfervorizada miraba un partido de fútbol por TV. Por suerte no hubo desmanes.

Me senté un rato entre la juventud. ?

Bar, ferry Moby Lines Baby

Bar, ferry Moby Lines Baby

Mientras pasábamos por la Isola dei Topi me levanté y fuí a ordenar un café. Ya me había asesorado con locales, que me habían confirmado la buena calidad del café a bordo. Según ellos, es mejor el café de la Moby que de su competidora Toremar, ya que todos los baristas son napolitanos!

Isola dei Topi

Isola dei Topi

El bar está bien nutrido. Tienes muchísimas opciones para elegir, de sobra para un trayecto de una hora, y con precios muy razonables.

Bar Moby Lines Piombino-Isla de Elba

Bar Moby Lines Piombino-Isla de Elba

Había un sector exclusivo de cornetti, o croissants. Yo suelo pedirlo sin nada, pero solo los tenían rellenos con crema o con mermelada. Ok, mermelada.

Cornetti ripieni

Cornetti ripieni

Muffin y donuts

Muffin y donuts

Aquí mas opciones, ahora saladas, panini, focaccie, piadine, etc.

Variedad de salados en el bar, ferry Moby Lines

Variedad de salados en el bar, ferry Moby Lines

–  Maestro! Un café!

Barista napolitano, ferry Moby Lines

Barista napolitano, ferry Moby Lines

Muy bueno el café, y bueno también el cornetto. Atención a la tacita y cucharita corporativas.

Cafe y cornetto relleno

Cafe y cornetto relleno

Así pasé mis últimos minutos a bordo de este cascajo, observando la Isla de Elba mientras nos acercábamosa ella, antes de bajar a la bodega. El desembarque de los coches, que uno espera caótico en un pais como Italia, fue muy ordenado y bien organizado por la tripulación.

Llegando a la Isla de Elba

Llegando a la Isla de Elba


Conclusión:

Esperaba algo más de Moby Lines. El hecho de que viajé con el barco vacío puede haber ayudado a que el trayecto fuera agradable en líneas generales, pero solo de imaginar viajar en este barco lleno (220 coches / 1100 pasajeros)  me produce vértigo.

El estado general del ferry es malo, y acusa sus 50 años de servicio. El regreso con Toremar fue infinitamente mejor, con un barco mucho mas moderno y en buen estado de conservación.

Leave a Reply