Reporte: Hotel Dazzler Polo Buenos Aires, Argentina

INTRO:

Como muchos de los lectores del blog saben, suelo viajar un par de veces al año a Argentina y Brasil para visitar familia y amigos. Son visitas cortas, de alrededor de una semana y con intensa actividad social, así que normalmente regreso más cansado de lo que me fui.

Por este motivo, y como comenté en mi cuenta de Instagram, antes de llegar a Barcelona intento hacer un soft landing parando un par de noches por el camino, una especie de spa mental que me da buenos resultados. Un intermezzo.

Generalmente lo hago en alguna ciudad de Europa, dependiendo de la aerolínea que vuele, aunque también lo hice un puñado de veces en los Estados Unidos, México, Uruguay, o la mismísma Buenos Aires como en esta ocasión. 

En que consiste? En dedicarme a ser turista, o a no hacer absolutamente nada, o a todo eso junto.

Una noche antes de abandonar la ciudad, dejé la casa familiar y me fui al Hotel Dazzler Polo, propiedad que no conocía y que desde hace algún tiempo estaba invitado a visitar.


HOTEL DAZZLER POLO

Llegar desde mi casa en Uber no me llevó más de 10 minutos. Debe haber muy pocos lugares en toda la ciudad con mejor acceso que este, en la zona del Rosedal sobre la calle Sinclair, prácticamente a mitad de camino entre Belgrano y el Centro.

Esta posición tiene otras ventajas: está a dos cuadras de Pacífico, en donde pasan líneas de tren, metro y autobuses, y tienes una infinidad de bares, restaurantes y supermercados en los alrededores. Su cercanía a Aeroparque, el aeropuerto metropolitano de Buenos Aires, también es un aspecto destacable.

Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Ubicación del hotel

El hotel esta ubicado en un edificio moderno y bonito, que viniendo distraído parece uno más de los edificios de departamentos de esta zona, mayormente residencial. Tiene un total de 133 habitaciones, la mayoría de ellas con balcón a la calle.

Si estás en coche puedes estacionar gratuitamente en los alrededores, aunque el hotel ofrece parking privado por 270 pesos argentinos al día (unos 13€ al cambio de hoy).

Hotel Dazzler Polo Buenos Aires

Hotel Dazzler Polo Buenos Aires (Foto: Dazzler)

Entrada Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Entrada Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

La primera sensación que tuve al entrar al lobby fue la de una estructura impecable, que no muestra el menor síntoma de desgaste. No se cuanto tiempo llevará abierto el hotel, pero si me juraran que abrió el mes pasado les creería.

Lobby Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Lobby Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Sobre la derecha se encuentra la recepción, en donde dos empleados me hicieron el check-in en pocos minutos y me comentaron algunos detalles de los servicios del hotel, entre ellos el horario del desayuno, el acceso a internet, etc.

Recepción Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Recepción Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Frente a la recepción hay un pequeño business center con dos ordenadores con acceso a internet de uso gratuito para los huéspedes.

Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Ordenadores de uso gratuito para los huéspedes

Ya con la llave en mi poder subí a la habitación con la firme intención de trabajar allí toda la tarde y poner algunas cosas al día después de una semana de ocio casi absoluto.

Apartamento Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Lobby y ascensores de acceso a las plantas

Apartamento Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Detalles de polo por todos los rincones


La Habitación:

Me alojé en la 307, justo delante de la salida de los ascensores. Esto es algo que intento evitar en la medida de lo posible para prevenir ruidos molestos, pero apenas entré me di cuenta de que en este caso era irrelevante.

Apartamento Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Habitación 307, hotel Dazzler Polo

El cuarto es en realidad un apartamento con dos ambientes de tamaño considerable: uno en donde se encuentra la sala de estar, el escritorio, la kitchenette y un pequeño toilette, y el otro en donde están la habitación y el baño completo.

Apartamento Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Apartamento Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Ambos ambientes están unidos por fuera por un gran balcón que los cruza de punta a punta.

Apartamento Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Apartamento Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Hay dos televisiones de pantalla plana, uno en la habitación de huéspedes y otro en el salón sobre el escritorio. Hay wifi gratuito de buena calidad en habitaciones y zonas comunes.

hotel Dazzler Polo

Escritorio y TV de LED

El lugar tiene una atmósfera tremendamente orgánica, por describirla de alguna manera. La madera, los colores naturales, la textura de los tejidos, el gran caudal de luz que entra por las ventanas…

Alguien hizo un gran trabajo en la decoración de este espacio.

Salón de estar, hotel Dazzler Polo

Sala de estar, hotel Dazzler Polo

Habitación Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Sala de estar, hotel Dazzler Polo

Sobre la mesada de la cocina hay una máquina para calentar agua con té y café de cortesía, y varios snacks a la venta.

Habitación Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Calentador de agua y snacks

Y debajo el frigobar con algunos refrescos, zumos, agua, vino, champagne y, como no, Fernet! 😃

Habitación Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Frigobar con refrescos, zumos y bebidas alcohólicas

La habitación, muy en línea con el salón, también decorada en todos naturales e inmaculadamente limpia.

Habitación Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Habitación Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Habitación Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Habitación Hotel Dazzler Polo

Amé esta especie de mini-sofá frente a la cama!  Tapizaría toda mi casa con esa tela.

Habitación Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Habitación Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Una cosa que me llamó la atención es que la mayoría de los enchufes que hay alrededor de la habitación son tipo triples, entiendo que mayormente inútiles para la mayoría de extranjeros que se hospedan aquí.

Hilando fino, es el único aspecto criticable que le encontré a la habitación.

Habitación Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Habitación Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Habitación Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Habitación Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Hay un vestidor con una barra para colgar ropa, y frente a él algunas repisas y una caja fuerte.

Baño, Hotel Dazzler Polo

Vestidor y acceso al baño

El baño es cómodo, tiene una bañera con ducha y… bidet!

Otro clásico local.

Baño, Hotel Dazzler Polo

Baño, Hotel Dazzler Polo

Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Baño, Hotel Dazzler Polo

Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Shampoo, acondicionador y gel de ducha

Aproveché este ambiente relajado para trabajar durante la tarde hasta bien entrada la noche, que me encontré a cenar con amigos a unas pocas calles de allí. Buenos Aires tiene esta ventaja, nunca es tarde para cenar.

La botella de vino es mía y NO está incluída en la diaria 😜

Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

Hotel Dazzler Polo, Buenos Aires


El desayuno:

Al día siguiente madrugué y bajé a desayunar poco antes de las 10:15am (el desayuno se sirve entre las 7am y las 10:30am) ya que quería aprovechar un par de horas en la piscina antes de volar a São Paulo.

Solo por no romper con la costumbre del blog, la foto de la habitación el día después:

Habitación del hotel Dazzler Polo, Buenos Aires

The day after

El salón restaurante ocupa prácticamente toda la esquina de la planta baja, y tiene lugar para unas 50 personas. Estaba lleno cuando llegué, así que le hice una foto en un momento tranquilo de la tarde.

hotel Dazzler Polo

Salón comedor

Sirven un desayuno continental completo (pastelería, fiambres, dulces, frutas, zumos, yogurt, varios tipos de cereales, etc) con unos detallecitos locales (medialunas tanto de grasa como de manteca y dulce de leche) y algún guiño americano como los scrambled eggs o las cookies.

Mesa de dulces y frutas Dazzler Polo

Mesa de dulces y frutas Dazzler Polo

Desayuno hotel Dazzler Polo

Desayuno hotel Dazzler Polo

Scrambled Eggs

Desayuno hotel Dazzler Polo

Tostadoras de pan

Desayuno hotel Dazzler Polo

Zumos, yogurts, cereales y frutos secos

Desayuno hotel Dazzler Polo

Desayuno hotel Dazzler Polo

Hay café de filtro…

Desayuno hotel Dazzler Polo

Café de filtro y agua caliente

Y también café espresso! 🙌

Desayuno hotel Dazzler Polo

Máquina de café espresso!

Además de una decena de distintos tipos de té.

Desayuno hotel Dazzler Polo

Selección de tés

Yo con esto tiro hasta la merienda.

Desayuno hotel Dazzler Polo

Mi desayuno en el Dazzler Polo


Piscina y Gimnasio:

El resto de la mañana la pasé en la piscina de la terraza que es di-vi-na, sacándole hasta la última gota de jugo al veranito porteño antes de regresar a Europa  😎

Piscina terraza hotel Dazzler Polo

Piscina en la terraza hotel Dazzler Polo

Piscina terraza hotel Dazzler Polo

Piscina en la terraza hotel Dazzler Polo

Y, solo a modo testimonial, les dejaré una foto del gimnasio que también está ubicado en la terraza justo al lado de la piscina, y al que apenas miré de côté y a la pasada  😉

Gimnasio hotel Dazzler Polo

Gimnasio

Pude curtir “la pile” hasta la 1:30pm que hice check out (late check out que me fue amablemente otorgado) y abandoné el hotel rumbo a Aeroparque.


Conclusión:

Me gustó mucho esta propiedad, y la experiencia de estar alojado en esta zona en particular. Varias veces había dormido en hoteles en Buenos Aires pero jamás lo había hecho fuera del centro, y debo reconocer que el feeling es completamente distinto.

Tanto la estructura como el mobiliario lucen impecables y mantenidas en muy buenas condiciones de limpieza. La decoración también me pareció un gran acierto, y creo que han logrado un espacio adecuado tanto para quienes viajen por negocios como para quienes deseen hacer turismo por la ciudad.

El día en que decidan aprovechar el salón comedor para abrir un bar en donde uno pueda tomarse un trago por la tarde/noche, me voy a vivir allí.

Tienen tarifas desde 79€ por noche con desayuno incluido, que puedes reservar directamente a través de la web del hotel.

5 Comments

  1. Matt 20 diciembre, 2017
    • Hernan Van Norden 20 diciembre, 2017
  2. Ale 20 diciembre, 2017
    • Hernan Van Norden 21 diciembre, 2017

Leave a Reply