Reporte: Hotel Renaissance Aeropuerto de Los Angeles, USA

Sumario del Viaje:

Introducción
Reporte: British Airways Club Europe A320  Barcelona-Londres
Reporte: Yotel Cabinas en el Aeropuerto de Heathrow, Londres
Reporte: British Airways Concorde Room Lounge Heathrow, Londres
Reporte: British Airways First Class B787-900 Londres-Austin
Reporte: Almuerzo en el Franklin Barbecue de Austin
Reporte: Sala Vip United Club Austin
Reporte: United Airlines Economy A319 Austin-Denver
Reporte: Visita al House Of Miles, el Cuartel Central de Boarding Area
Reporte: Sala Vip Delta Sky Club  Denver, Colorado
Reporte: Delta First Class E170 Denver-Los Angeles
Reporte: Hotel Renaissance Aeropuerto  de Los Angeles
Reporte: American Airlines Main Cabin Extra A321 Los Angeles-Dallas
Reporte: Hotel Hyatt Regency Aeropuerto de Dallas
Reporte: Sala Vip Amex Centurion Aeropuerto de Dallas
Reporte: Sala Vip Admirals Club Aeropuerto de Dallas
Reporte: American Airlines First Class B777-200 Dallas-Madrid
Reporte: Sala Vip Dalí de Iberia Aeropuerto de Madrid


Por distintos motivos acumulo un largo historial de hoteles en el aeropuerto de Los Angeles. Muchas veces me quedo allí cuando tengo pocas horas de conexión y no me queda más remedio, pero otras veces lo hago incluso teniendo la posibilidad de evitarlos.

Por que? Hay un puñado de propiedades decentes, con precios muy razonables en relación al resto de la ciudad y perfectamente localizadas para mis necesidades: al lado de Manhattan Beach y a tiro de piedra de Santa Mónica.

Y, no se si lo dije alguna vez en el blog, pero amo Manhattan Beach.

Atardecer en Manhattan Beach

Atardecer en Manhattan Beach

Entre las propiedades de la zona, me había hospedado ya en el Hilton, el Sheraton, el Westin (reporte), y algún otro que ahora no recuerdo, pero nunca en el Renaissance LAX. Es un hotel que normalmente ronda los U$200 la noche, así que cuando lo encontré por U$140 a través de Club1Hotels lo reservé inmediatamente.

Cuando mi flojito vuelo con Delta desde Denver aterrizó en LAX, me dirigí al exterior de la terminal en busca del shuttle gratuito que el hotel ofrece a sus huéspedes desde/hacia el aeropuerto, y que pasa cada 25 minutos (según el personal del hotel)

Se ve que llegué juuuusto cuando se había ido el anterior 😉

Area de shuttles en el aeropuerto de LAX

Area de shuttles en el aeropuerto de Los Angeles

Finalmente llegó esta combi negra, conducida por un personaje maravilloso, y 10 minutos después estaba haciendo el check in en el Renaissance.

Shuttle del hotel Renaissance

El lobby es moderno, prolijo, y amplio, me produjo una muy buena impresión al entrar. Probablemente haya pasado una reforma reciente, porque está impecable y este hotel tiene ya sus años.

El mostrador del check in está sobre la izquierda, y allí me dirigí para registrarme. Me atendió un chico mexicano, también amabilísimo, que tuvo la gentileza de conseguirme una habitación en el piso 11 ante mi solicitud de una planta alta.

Lobby del hotel Renaissance en Los Angeles

Lobby – Hotel Renaissance en Los Angeles

Renaissance en Los Angeles

Recepción – Hotel Renaissance Los Angeles

Mi única crítica acerca del lobby es que esta un poquito sobrecargado. Le sobran un par de detalles kitsch, como los leones y las luces led azules, pero es menor.

Lobby Hotel Renaissance LAX

Lobby – Hotel Renaissance LAX

Lobby Hotel Renaissance LAX

Lobby – Hotel Renaissance LAX

En el lado opuesto de la recepción, atravesando todo el hall, esta el cocktail bar, y detrás suyo el restaurante que utilizan para servir el desayuno por las mañanas.

Cocktail Bar - Hotel Renaissance Los Angeles

Cocktail Bar – Hotel Renaissance Los Angeles

Hay dos de estos baldes de aguas saborizadas, muy habituales en los Estados Unidos, a libre disposición de los huéspedes. Con un poquito de hielo, porque como todos sabemos, los americanos odian el hielo 😉

Lobby Hotel Renaissance LAX

Me pones un poquito de hielo, porfa?

El lobby se extiende hacia adentro del edificio, en donde se encuentran los salones de conferencia, y allí hay un par de espacios como este debajo, bastante reservados para sentarse.

Lobby Hotel Renaissance LAX

Lobby – Hotel Renaissance LAX

Lobby Hotel Renaissance LAX

Lobby – Hotel Renaissance LAX

Hay un business center en un rinconcito con estilo muy club, con cuatro ordenadores a disposición de los huéspedes, tres de ellos PC y un Mac.

Business center con groove

Business center con groove

Lobby Hotel Renaissance LAX

Lobby – Hotel Renaissance LAX

Después de este mini tour por la planta baja, recogí nuevamente mis maletas y me fui hacia los ascensores para dirigirme a la habitación.

Boiserie con leds azules… es como sushi con Fanta.

Hotel Renaissance LAX

Palier ascensores – Hotel Renaissance LAX

El pasillo de la planta 11, y supongo que el de todas, tenía poco que ver con el lobby. Apagado, aburrido y muy mal iluminado. En ese momento temí lo peor de la habitación.

Hotel Renaissance LAX

Habitación 1133

Por suerte una vez dentro todo vuelve a la normalidad. Sin ser despampanante, la habitación es agradable y espaciosa, y está en perfecto estado de conservación.

Tiene una gran ventana que, aunque no se note mucho porque ya eran más de las 7pm, permite la entrada de bastante luz natural.

Habitación Hotel Renaissance LAX

Habitación – Hotel Renaissance LAX

Habitación Hotel Renaissance LAX

Habitación – Hotel Renaissance LAX

La cama resultó cómoda, y sobre todo las almohadas, que son una de mis mayores preocupaciones cuando estoy en la ruta.

Una almohada mala, o demasiado alta, puede convertir mi noche en una pesadilla. El Renaissance LAX ofrecía cuatro, de diferente altura y densidad, y una más dentro del armario.

Habitación Hotel Renaissance LAX

La cama

El escritorio es pequeño, y la silla no demasiado cómoda. La conexión a internet por wi-fi es gratuita en el lobby, y en la habitación únicamente para los miembros del programa Marriot Rewards (cuya inscripción es gratuita y puedes realizar en menos de 5 minutos).

Hotel Renaissance LAX

Habitación – Hotel Renaissance LAX

La televisión es de LED, y es enorme.

Escritorio y gran TV LED

Escritorio y gran TV LED

Al lado de la TV hay una  pequeña máquina de café/té, y una caja con los productos necesarios para prepararlo.

Contra la ventana hay un sofá, y delante una mesita acolchada que hace las veces de apoyapies, lo que es muy polémico como concepto desde un punto de vista higiénico.

Al lado una mesita auxiliar con dos vasos y una cubetera vacía que, como todo el mundo sabe, en los Estados Unidos se llena en una ice machine que encontrarás oportunamente localizada, probablemente al lado de los ascensores.

Hotel Renaissance Los Angeles

Sofá individual

Desde la ventana el paisaje no es idílico pero sí abierto. Lamentablemente se ve lejísimos la aproximación de los aviones, que es uno de mis pasatiempos favoritos en LAX.

En este sentido es uno de los hoteles menos favorecidos del area ya que no está sobre el W Century Boulevard, donde se encuentran la mayoría de las grandes cadenas, justo delante del aeropuerto y desde donde puedes ver desfilar un auténtico show de aviones de todo tipo, provenientes de todos los rincones del planeta.

Hotel Renaissance Los Angeles

Vista desde la planta 11 – Renaissance LAX

Al lado del baño hay un armario con cinco o seis perchas, una plancha con su respectiva tabla y una bata de baño negra.

Hotel Renaissance Los Angeles

Armario, plancha y bata de baño

Con la R de Renaissance bordada en la punta del cinturón 😉

Hotel Renaissance Los Angeles

Bata de baño brandeada por Renaissance

El baño, de dimensiones razonables, estaba muy limpio y bien iluminado.

Nota especial para la ducha, de las mejores que me tocaron últimamente. Mucho caudal, mucha presión y buen regulador de temperatura.

Hotel Renaissance Los Angeles

Baño – Hotel Renaissance Los Angeles

Hotel Renaissance Los Angeles

Baño – Hotel Renaissance Los Angeles

Los productos de tocador que provee el hotel son de Aveda, que no recuerdo haber probado antes, y me gustaron bastante.

Hotel Renaissance Los Angeles

Productos de tocador Aveda

No me moví mucho de la habitación durante el resto de la tarde. Venía muy castigado desde Denver, y al día siguiente me tocaba regresar a Barcelona vía Dallas y Madrid. Necesitaba bajar un cambio.

Ducha caliente, cena al lado del hotel por la noche y TV desde la cama. Fin de las actividades.

Hotel Renaissance Los Angeles

Habitación – Hotel Renaissance Los Angeles

Por la mañana me desperté lo suficientemente temprano como para llegar al desayuno, pero lo suficientemente tarde como para no recibir la mirada fulminante de los camareros. Les tiré un par de chistes para romper el hielo y para que el café no venga con premio, que descomprimieron el ambiente.

Cuando me senté a desayunar ya no quedaba nadie en el 96th Street Bistro.

Desayuno buffet - Hotel Renaissance Los Angeles

Desayuno buffet – Hotel Renaissance Los Angeles

El buffet está bien, lejos de ser estelar, pero muy razonable para la tarifa que había pagado.

Bollería dulce acotada, pero donde hay croissants, todo lo demás sobra.

Desayuno buffet - Hotel Renaissance Los Angeles

Desayuno buffet – Hotel Renaissance Los Angeles

Algunos cereales, bagels y pan para tostar.

Desayuno buffet - Hotel Renaissance Los Angeles

Desayuno buffet – Hotel Renaissance Los Angeles

Una reducida pero contundente selección de frutas

Desayuno buffet - Hotel Renaissance Los Angeles

Desayuno buffet – Hotel Renaissance Los Angeles

Y algunos fríos como el salmón, jamón, pavita y quesos. Los yogures están puestos en el mismo hielo, lo que casi nunca es una buena idea.

Desayuno buffet - Hotel Renaissance Los Angeles

Desayuno buffet – Hotel Renaissance Los Angeles

Como siempre en USA, el sector más tuneado es el de los scrambled eggs, o huevos revueltos, que te los hacen en el momento y tienes de todo para ponerle dentro a tu antojo.

Desayuno buffet - Hotel Renaissance Los Angeles

Desayuno buffet – Hotel Renaissance Los Angeles

Como siempre, mi consumo se redujo a un poco de frutas, un croissant, pan, mantequilla, mermelada y un poco de cereal, una novedad absoluta en mi dieta.

Hotel Renaissance Los Angeles

Mi desayuno clásico, simple y contundente

Y por supuesto, un espresso y un zumo de naranja.

Desayuno buffet - Hotel Renaissance Los Angeles

Espresso y zumo de naranja

Me encantan las mermeladas Dickinsons, que llevan produciéndose ininterrumpidamente desde 1897. Algo sabrán.

El desayuno, como les comenté anteriormente, venía incluído en mi tarifa. Igual tuve que firmar la cuenta que posteriormente el hotel anularía.. El precio del buffet es de U$27,25.

La dolorosa - Hotel Renaissance Los Angeles

La dolorosa – Hotel Renaissance Los Angeles

Volví a mi habitación a empacar cuanto antes y tener tiempo así de pasear por Manhattan Beach antes de regresar al aeropuerto.

Les dejo este clásico exhibicionista que cierra casi todos los reportes hoteleros del blog: la habitación el día después, también conocida como favela chique.

Favela Chique - Hotel Renaissance Los Angeles

Favela Chique – Hotel Renaissance Los Angeles

Extra:

El hotel tiene una piscina, que no visité, así que les anexo foto de la propia web del Renaissance, a donde también pueden consultar precios y servicios.

Piscina hotel aeropuerto los angeles

Piscina – Hotel Renaissance LAX


Conclusión:

Buena opción en LAX. Es cierto que el Renaissance me resultó en líneas generales mejor que el Hilton, el Sheraton y el Westin, pero también más caro.

Hace seis meses pagué U$102 por una noche en el Westin, mientras que hoy pagué U$140 por el Renaissance, que aún así resulta una ganga para esta propiedad cuyos precios suelen estar arriba de los U$200.

Quedé satisfecho con mi estadía, pero no pagaría un dólar más. Si me apuran, me resultaron más rendidores los U$102 del Westin, particularmente si te garantizas una habitación con vistas al aeropuerto.

4 Comments

  1. Danny 3 abril, 2017
    • Hernan Van Norden 3 abril, 2017
  2. Manu 4 abril, 2017
    • Hernan Van Norden 4 abril, 2017

Leave a Reply