Reporte de Vuelo: Alitalia Clase Económica A321 Barcelona-Roma

Mientras escribo este post, la eternamente deficitaria Alitalia está salvándose por vigésimo novena vez de una bancarrota inexorable, gracias otra vez al dinero de los pobres contribuyentes italianos que desde hace décadas financian a una aerolínea que es un agujero negro del que se benefician solo unos pocos, y siempre los mismos.

Hacía muchísimos años que no volaba con Alitalia. En un momento de mi vida en el que pasé algunos meses viviendo en Palermo, solía volar bastante con ellos a Brasil vía Roma, pero desde entonces solo una vez había vuelto a poner un pie en un avión de la compañía, en 2012, y fue una tragedia.

alitalia 321 vintage

Desembarcando del A321 averiado de Alitalia en el aeropuerto de Barcelona

Había decidido aquel día, como hoy, volar a Italia desde Barcelona haciendo conexión en Roma. Mi destino final era Pisa, hacia donde también existen vuelos directos con Ryanair y Vueling, pero de aburrido decidí darles una chance.

La historia resumida: mientras rodábamos hacia la pista, el famoso A321 con livery vintage que me llevaría a Roma quedó parado en una cabecera de BCN por un fallo mecánico. Nos tuvieron casi 90 minutos dentro del avión en pleno agosto, sin aire acondicionado y yo con un bebé de 8 meses en brazos. Finalmente nos desembarcaron en una posición remota y terminé pasando la noche en un hotel cerca del aeropuerto.

Volé a Roma a la mañana siguiente. Cuando finalmente conseguí embarcar hacia Pisa, descubrí que Alitalia estaba operando esa ruta con un Fokker 100 de Carpatair que se caía a pedazos, una tripulación con cara de muy pocos amigos, un ovejero alemán del tamaño de un pony sentado en el asiento de al lado, y una niña delante que vomitó los 45 minutos del vuelo. Deluxe.

Pero soy un patriota, y hace algunas semanas volví a darle una chance.


El Vuelo:

Alitalia (AZ) AZ079
Barcelona (BCN) – Roma (FCO)
Avión:  Airbus 321
Asiento:  25D  (Clase Económica)
Horario salida/llegada: 06:33pm – 07:58pm
Duración:  01:25hs

BCN-FCO con Alitalia

Listo para embarcar BCN-FCO con Alitalia

Llegué en coche al aeropuerto de Barcelona, que entre Octubre y Mayo es un oasis de tranquilidad.

Había hecho el check-in online y traía las tarjetas de embarque en el móvil, así que en pocos minutos me encontraba merendando dentro del lounge Miró, al que accedí por ser miembro del Club Freccia Alata de Alitalia, y al que también puedes acceder a través de Priority Pass o comprando un pase diario en AENA por 25,50€

Sala Vip Miró aeropuerto de Barcelona

Sala Vip Miró aeropuerto de Barcelona

sala vip miro barcelona

Un refrigerio veloz en la sala Miró antes de montar rumbo a Roma

Bajé del lounge con el embarque ya iniciado, sin embargo al llegar al gate B40 todavía había decenas de personas en la fila.

Mientras esperaba que se libere un poco el tema me entretuve con las vistas del patio de aeronaves, aspecto en el que el aeropuerto de Barcelona es extremadamente generoso.

Airbus 321 de Alitalia

Airbus 321 de Alitalia

AZ079 rumbo a Roma

Embarcando en el AZ079 rumbo a Roma

El avión iba full, así que no pude hacer fotos de la cabina durante el embarque, pero sí las hice apenas aterrizamos en Roma.

Alitalia ofrece mejor espacio entre filas que varios de sus competidores en vuelos intraeuropeos, y aún conserva estos asientos antiguos más robustos y mullidos.

Cabina del A321 de Alitalia

Cabina del A321 de Alitalia

El tapizado es de un color azul bastante aburrido, pero los apoyacabezas rojos y los coloridos uniformes de los TCP le dan un poco de vidilla.

Las paredes delantera y trasera del avión están forradas en madera clara con el logo de la empresa incrustado, que es un detalle muy bonito y le da cierto aire de elegancia.

Cabina del A321 de Alitalia

Cabina del A321 de Alitalia

Hay dos filas de asientos claramente superiores al resto, que se encuentran justo detrás de las salidas de emergencia y proveen una enorme cantidad de espacio para las piernas. Son la 9 y la 24, ambas consideradas comfort seats así que suelen cobrarte extra por asignarlos.

Si embargo, en ambas filas falta el asiento D, ya que allí está el jumpseat que ocupa la tripulación durante el despegue y el aterrizaje. Los asientos inmediatamente detrás, el 10D y el 25D son la mejor elección que puedes hacer en este avión, ya que tienen espacio extra, una pared delante y, por algún motivo que no consigo comprender, son gratuitos.

En esta foto pueden ver a lo que me refiero. Mi asiento es el que está sobre el pasillo, justo detrás del transportín.

Cabina del A321 de Alitalia

Cabina clase económica del A321 de Alitalia

Que viajar en económica no te haga renunciar al mejor asiento de la cabina 😉

Así, sí!

Unos 45 minutos después de despegar la tripulación, muy amable durante todo el vuelo, ofreció un servicio de snacks y bebidas, con opción de dulce o salado, refrescos, zumo, agua, café y té.

Snacks y bebidas BCN-FCO Alitalia

Snacks y bebidas BCN-FCO Alitalia

Y hasta servilleta refrescante! Esto en clase económica intraeuropea hoy en día es casi un lujo.

Snacks y bebidas BCN-FCO Alitalia

Snacks y bebidas BCN-FCO Alitalia

Lo snacks eran unos Fonzies, un pilar de la infancia de todo italiano. Un paralelo de los Cheetos en España o de los Chizitos en Argentina.

Fonzies

No pudieron censar ningún italiano que no haya probado las Fonzies

El resto del vuelo transcurrió sin mayores inconvenientes. Aterrizamos en Fiumicino en horario, desembarcamos en remoto y fuimos trasladados en autobús hasta la terminal. Lo mismo ocurrió posteriormente en Napoli.

Este fue el único aspecto negativo de todo el viaje. Cómo es posible que Alitalia en su hub, Roma, no desembarque por manga un A321 full desde Barcelona y con la mitad del pasaje en conexión?

Y ya que estamos… cómo puede ser que el hub principal de la compañía y uno de los destinos turísticos más importantes del planeta, tenga un aeropuerto tan espantosamente desastroso y decadente como Fiumicino?

Aeropuerto Napoli

Desembarcando del A320 de Alitalia en el aeropuerto de Nápoli


Conclusión:

A excepción del detalle de las mangas, tuve dos vuelos impecables con Alitalia. Buen servicio, ambos vuelos en horario, cabinas en buen estado y un par de tripulaciones amables y entusiastas.

Lo mejor del viaje? El piano a disposición de los pasajeros en Roma con un cartel que ruega: Suonami, y este fenómeno con el que tuve la fortuna de coincidir, al que llamé Obama.

El video es vertical y corto, porque lo usé para mis Instagram Stories, pero vale la pena cada segundo:

Una vez en Nápoli, ciudad que adoro con auténtica devoción entre otras cosas por despachar los mejores cafés del planeta tierra, me dediqué a los placeres más mundanos.

Vedi Napoli e poi muori!


SI DISFRUTASTE DE ESTA RESEÑA TE PODRÍA INTERESAR VER MIS REPORTES DE VUELO CON OTRAS AEROLÍNEAS, MIS REPORTES DE SALAS VIP O DE HOTELES EN DISTINTAS CIUDADES Y AEROPUERTOS DEL MUNDO

14 Comments

  1. Sin rumbo por el Mundo 9 Mayo, 2017
    • Hernan Van Norden 9 Mayo, 2017
      • Sin rumbo por el Mundo 9 Mayo, 2017
  2. Francisco 9 Mayo, 2017
    • Hernan Van Norden 9 Mayo, 2017
  3. Manu 9 Mayo, 2017
    • Hernan Van Norden 9 Mayo, 2017
  4. Oriol 9 Mayo, 2017
    • Hernan Van Norden 9 Mayo, 2017
      • Oriol 9 Mayo, 2017
  5. Roberto 22 Mayo, 2017
    • Hernan Van Norden 22 Mayo, 2017
  6. Andrea 11 Junio, 2017
    • Hernan Van Norden 12 Junio, 2017

Leave a Reply