Reporte de Vuelo: Lufthansa “Jumbo” 747-800 First Class, Buenos Aires-Frankfurt

SUMARIO DEL VIAJE:

Reporte: British Airways Business Class B777 , Londres-Buenos Aires
Reporte: Amex Centurion Lounge, aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires
Reporte: Tour por el interior del Boeing 747-800 de Lufthansa
Reporte: Lufthansa First Class B747-8 Buenos Aires-Frankfurt
Reporte: Hotel Radisson Blu Berlin, Alemania
Reporte: Sala vip Junkers, aeropuerto de Schönefeld, Berlin


lufthansa_logo

Intro:

Sentirte como en casa en la primera clase de Lufthansa es una pésima noticia para tu economía y tu balance de millas, así que intento luchar con todas mis fuerzas contra ello, con resultados dispares  ?

Los lectores habituales del blog saben que me encanta su producto, que he evaluado varias veces en profundidad a lo largo de este año, así que hoy os propongo ahorrarnos los detalles e ir directo a los bifes, o al grano, dicho de manera más formal.

Una hora después de realizar un tour completo por todas las clases y rincones del Jumbo 747-800 gracias a una gentil invitación de la compañía, embarqué nuevamente en este magnífico avión para volar rumbo a Frankfurt, desde donde conectaría a Berlin, mi destino final.


El vuelo:

Lufthansa (LH) LH511
Buenos Aires (EZE) – Frankfurt (FRA)
Avión:  Boeing 747-800
Asiento:  3K  (First Class)
Horario salida/llegada: 04:57PM – 10:24AM
Duración:  12:27hs

Mi elección fue nuevamente el 3K, último asiento de la cabina sobre la derecha, y mi preferido en este avión.

Primera clase Lufthansa B747-8, asiento 3A

Primera clase Lufthansa B747-8, asiento 3A

El embarque fue una brisa. Fui recibido en la puerta 1L por una simpatiquísima azafata que ahora se pasea por la cabina con una botella de champagne en la mano, y me mira como dando por hecho que no voy a rechazarla. No se equivoca.

Cómo declinar una copita de Pommery Cuvée Louise 2002 helada con nueces de macadamia… aún no ha nacido el valiente.

Trago de bienvenida, Lufthansa first class EZE-FRA B747-800

Trago de bienvenida, Lufthansa first class Buenos Aires-Frankfurt B747-800

Buenos Aires-Frankfurt B747-800

Burbujitas Pommery Cuvée Louise 2002

En el apoyapiés del asiento me esperaban un par de pantuflas, el amenity kit de Braun Buffel, y el polémico pijama de Van Laack.

Otra vez me quedé sin mi kit de Rimowa, que es ofrecido de manera estacional, solo durante un breve período del año.

Pantuflas, amenity kit y pijama.

Pantuflas, amenity kit y pijama.

Pijamas de Van Laack, Lufthansa first class.

Pijamas de Van Laack, Lufthansa first class.

Los productos del amenity kit eran los habituales de Lufthansa, incluyendo la máscara de ojos más cómoda del mercado.

Amenity kit de Braun Buffel

Amenity kit de Braun Buffel

Éramos solo dos pasajeros en first, por lo que la atmósfera era favorable. No voy a decir que la sensación es exactamente la misma que cuando eres el único pasajero de la cabina, pero casi.

Hice algunas fotos del asiento en modo cama para que puedan apreciar la dimensión bestial que tiene.

Asiento first class de Lufthansa en modo cama

Asiento first class de Lufthansa en modo cama

Asiento first class de Lufthansa en modo cama

Asiento first class de Lufthansa en modo cama

Fui uno de los últimos pasajeros en embarcar, así que pronto cerramos puertas e iniciamos el taxi hacia la pista, pasando al lado de un B777 de Air France y un A340 de Aerolíneas Argentinas, con el particular livery de Skyteam.

Taxi hacia la pista en el aeropuerto de Ezeiza

Taxi hacia la pista en el aeropuerto de Ezeiza

Mientras despegábamos empezaron a caer algunas gotas de lluvia, pero pronto atravesamos una fina capa de nubes y la cabina se llenó nuevamente de luz.

La tripulación inició el servicio muy rápidamente, apenas media hora después del despegue. Soy incapaz de cenar a las 5:30pm, así que acepté una copa de vino y un entremés, y avisé a la tripulación que cenaría alrededor de las 9pm.

La toallita húmeda caliente con el pétalo de rosa, un clásico de Lufthansa.

Toalla húmeda, Lufthansa first class EZE-FRA

Toalla húmeda, Lufthansa first class EZE-FRA

Para beber elegí sin dudar el vino tinto LFE900 2009 que me había flipado en mi útlimo vuelo con Lufthansa del mes de mayo.

Confirmé todas las cosas positivas que dije sobre él entonces, y prolongué este idilio que estoy viviendo con los vinos chilenos.

Vino LFE900 Lufthansa first class

Vino LFE900 Lufthansa first class

El amuse bouche, o entremés, consistía hoy en dos pequeñas gambas marinadas, con kiwi y mango.

Amuse bouche de gambas, kiwi y papaya

Amuse bouche de gambas, kiwi y papaya

Antes del despegue el comandante se había dirigido a los pasajeros a través de la megafonía, y había anunciado una ruta con tiempo muy tranquilo y especificó: sin turbulencias. Lo recuerdo porque en el momento me sorprendió una afirmación tan contundente tratándose de un vuelo transatlántico de 13 horas.

Basta solo ver mi copa de vino para confirmar que el capitán no era precisamente Nostradamus. La subida fue picante hasta bien entrados en cielo brasilero.

Lufthansa first class B747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Lufthansa first class B747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Esta maravilla de atardecer se veía desde el lado izquierdo del avión, así que me mudé al 3A para poder contemplarlo, y allí estuve hasta que el sol desapareció completamente en el horizonte.

Atardecer desde el Boeing 747-800 de Lufthansa EZE-FRA

Atardecer desde el Boeing 747-800 de Lufthansa EZE-FRA

Ya de noche, y con un par de copas de tinto entre pecho y espalda, regrese a mi asiento original en dónde me puse a curiosear el completísimo sistema de entretenimiento de la compañía, que posee más de 100 películas y series.

Asiento 3K Lufthansa B747-800

Asiento 3K Lufthansa B747-800

La tripulación armó mi cama en el 3G, el asiento al otro lado del pasillo, un lujo extra que puedes permitirte cuando la cabina no está llena.

Asiento 3G ya en modo cama, Lufthansa first class

Asiento 3G ya en modo cama, Lufthansa first class

De esta manera dispones de tu asiento permanentemente para comer, mirar películas ó trabajar, y tienes tu cama siempre lista para cuando te interese usarla.

Asiento 3G ya en modo cama, Lufthansa first class

Asiento 3G en modo cama, Lufthansa first class

El colchón, la almohada y el duvet son increíbles. La cama de primera clase de Lufthansa está, a mi juicio, entre las tres mejores de los cielos, peleando el podio con Cathay y Singapore.

Todavía no probé la del apartamento de Etihad, pero en noviembre les cuento  ?

Asiento 3G ya en modo cama, Lufthansa first class

Asiento 3G en modo cama, Lufthansa first class

A esta altura mi único vecino estaba terminando de cenar así que pronto bajaron las luces de la cabina, y las LED se encargaron del resto del show.

Asiento 3K Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Asiento 3K Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Empecé a tener algo de hambre cuando sobrevolábamos el norte de Brasil, a la altura de Fortaleza. Me acomodé en el asiento, respiré hondo y pedí la cena.

Pantalla del sistema de entretenimiento Lufthansa first class

Pantalla del sistema de entretenimiento Lufthansa first class

El menú para esta noche:

Menú cena, Lufthansa primera clase

Menú cena, Lufthansa primera clase

Y la carta de vinos:

Carta de vinos blancos, Lufthansa primera clase

Carta de vinos blancos, Lufthansa primera clase

Carta de vinos blancos, Lufthansa primera clase

Carta de vinos tintos, Lufthansa primera clase

Carta de vinos blancos, Lufthansa primera clase

Carta de vinos tintos, Lufthansa primera clase

Iba a saltarme el caviar, pero el amigo @RideInJ me amenazó por Twitter si lo hacía (yo estaba online gracias al servicio de wifi que proporciona Lufthansa), así que ahí va, a su salud!  ?

La presentación es simple y contundente. Acepté el huevo y la crema ácida, rechacé los blinis y la cebolla.

Caviar, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Caviar, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Inmediatamente después llegó el trío de entradas. Desde abajo hacia arriba: lomo relleno con verduras, ensalada caprese con pesto, y gambas marinadas con tomate, estas últimas realmente fabulosas.

Trío de entrantes, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Trío de entrantes, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Entrantes, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Entrantes, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Entrantes, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Entrantes, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

De plato principal opté por el lomo rebozado en champignones con salsa marsala, pudin de maíz y puré de calabaza.

Plato principal, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Plato principal, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Plato principal, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Plato principal, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Muy bien. Quizás el punto demasiado justito para mi gusto, pero combinó tremendamente bien con el vino.

Plato principal, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Plato principal, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Y finalmente los dulces. Mi elección fue esta deliciosa porción de torta de chocolate en salsa de naranja y frambuesas, que habría sido más que suficiente…

Postre, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Postre, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Pero me ofrecieron probar también el sambayón, y le metí algún cucharazo.

Estaba tan lleno a esta altura que rechacé todo lo que me ofrecieron a continuación, incluyendo los quesos, chocolates y licores.

Postre, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Postre, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Cuándo terminé de cenar estábamos en medio del atlántico, a no más de seis horas de Frankfurt, y yo con algo de sueño. Abandoné el 3A y directamente me zambullí en el 3G.

La cama es un placer, y a 10.000 metros de altura un auténtico lujo.

Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

En la cama, Lufthansa Boeing 747-800

Dormí unas 4 horas profundamente, y me desperté. Evalué la posibilidad de volver a dormirme, pero faltando poco más de dos horas para aterrizar preferí activarme y poner al día algunos emails y trabajo que tenía pendiente de las últimas semanas de los últimos días.

Pedí un surtido de quesos y un agua mineral con gas, para recuperar fuerzas e ir entrando en clima.

Plato de quesos, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Plato de quesos, Lufthansa first class 747-800 Buenos Aires-Frankfurt

Mi vecino de cabina estaba ya despierto también, así que a la media hora iniciaron el servicio de desayuno. Los fríos se disponen en un carrito que desfila por la cabina, y desde el que uno va eligiendo, mientras que las opciones calientes se ordenan directamente a la tripulación.

Carro de desayuno, Buenos Aires-Frankfurt LH511

Carro de desayuno, Buenos Aires-Frankfurt LH511

Este es el menú del desayuno de hoy:

Menú desayuno, Lufthansa primera clase

Menú desayuno, Lufthansa primera clase

Mi elección es siempre clásica, sin tonterías: un ristretto, zumo de naranja, frutas frescas, un croissant y un yogurt natural, al que le añadí salsa de frambuesas.

Desayunando en el LH511 entre Buenos Aires y Frankfurt

Desayunando en el LH511 entre Buenos Aires y Frankfurt

Es tan maravillosamente reconfortante un desayuno como este al final del vuelo, con esta luz, en esta cabina…

La pregunta es: como se vuelve de esto?!? ?

Desayuno, Lufthansa first class B747-800

Desayuno, Lufthansa first class B747-800

Mientras recogían el desayuno, el purser se acercó a despedirse y a consultarme mis impresiones sobre vuelo y el servicio. Destaqué el buen trabajo de las tripulación, que es algo que suelo hacer siempre que corresponde.

Descendimos sobre Frankfurt. La mañana era soleada, aunque con algo de bruma. Nada que empañe siquiera mínimamente la belleza y los colores de los campos alemanes durante el verano.

Aproximando a Frankfurt, Lufthansa 511

Aproximando a Frankfurt, Lufthansa 511

Aterrizamos media hora antes del horario programado, ampliando a más de tres horas el tiempo de tránsito hasta mi vuelo a Berlin. Me fui non-stop hasta el First Class Lounge en la terminal A.

Tránsito hacia el terminal A de Frankfurt

Tránsito hacia el terminal A de Frankfurt

Muy cerca de la puerta A13, se encuentra el acceso a la sala.

Entrada al First Class Lounge de Frankfurt

Entrada al First Class Lounge de Frankfurt

Lufthansa vuela entre Frankfurt y Berlin prácticamente cada hora, así que cuando entré al lounge le pedí a uno de los empleados de la compañía si podía ubicarme en el vuelo previo, a lo que accedió amablemente.

Esto me dejaba una horita de margen, lo suficiente para un buen baño, un ristretto y un cigarrito.

First Class Lounge de Frankfurt

First Class Lounge de Frankfurt

First Class Lounge de Frankfurt

First Class Lounge de Frankfurt

Pero vamos por órden, lo primero que necesitaba era un buen baño reponedor. Solicité un cuarto de baño con jacuzzi (algunos tienen solo ducha) que por suerte estaba disponible.

Baño First Class Lounge Frankfurt

Baño First Class Lounge Frankfurt

Sales de baño aromatizadas, “Samba pa ti” de Santana sonando en el móvil y quince minutos de inmersión me dejaron como nuevo ?

Baño First Class Lounge Frankfurt

Jacuzzi First Class Lounge Frankfurt

Al salir pasé por el buffet a curiosear, pero la verdad es que no tenía nada de hambre después del desayuno que había tomado a bordo.

Dulces, buffet First Class Lounge Frankfurt

Dulces, First Class Lounge Frankfurt

Platos calientes, First Class Lounge Frankfurt

Platos calientes, First Class Lounge Frankfurt

Al final, solo me tomé un ristretto excelente con un cigarrito en el Cigar Lounge. Y abro la polémica: Alemania es el país del mundo en dónde mejor café se sirve fuera de Italia.

Vengan de a uno!

Ristretto, Lufthansa FCL Frankfurt

Ristretto, Lufthansa FCL Frankfurt

Las vistas tampoco estaban mal  ?

Vistas desde el FCL de Lufthansa en Frankfurt

Vistas desde el FCL de Lufthansa en Frankfurt

Sobre las 12:20hs me dirigí al gate G11, prácticamente pegado al lounge, dónde embarque en este bonito A321 rumbo a Berlin. Un par de fotitos que resumen este cortísimo vuelo de apenas 45 minutos.

Vista desde el asiento 1A, Lufthansa business class A321

Vista desde el asiento 1A, Lufthansa business class A321

Interesante servicio de almuerzo el día de hoy.

Servicio de almuerzo vuelo LH184 Frankfurt-Berlin

Servicio de almuerzo vuelo LH184 Frankfurt-Berlin

Aterrizamos en una soleadísima Berlin, a dónde yo no venía desde hace algunos años, alrededor de las 2pm.

Desembarcando del A321 en el aeropuerto de Tegel, Berlin

Desembarcando del A321 en el aeropuerto de Tegel, Berlin

Desembarqué rápidamente y me fuí a esperar mi maleta en la cinta pegada al gate, donde me causó mucha gracia encontrarme con este cartel, que dice tanto sobre Berlin. Quizás sea la única ciudad en Alemania donde este cartel puede permanecer así indefinidamente. En cualquier otra hubieran tardado menos de 5 minutos en arreglarlo  🙂

Was?! Das glaub ich nicht!

Solo en Berlin, la ciudad menos alemana de Alemania

Solo en Berlin, la ciudad menos alemana de Alemania


Conclusión:

Vuelo excelente una vez más, es difícil encontrar críticas para este servicio. Sólo podría arruinarlo una muy mala tripulación, cosa que sucede raramente la primera de Lufthansa.

Las tripulaciones que vuelan first a Buenos Aires suelen ser bastante experimentadas ya es una ruta muy solicitada por ellos, y los destinos la compañía los otorga, entre otros factores, en base a la antiguedad.

Por que les conviene? Es un vuelo que suma muchas horas (ellos tienen que volar un mínimo de X horas al mes), tiene una pausa para descansar de más de 4 horas, duermen dos noches en destino, y al regresar tienen 5 días off.

Además, en su tiempo libre en Buenos Aires hacen este tipo de cosas!  🙂

Mi vuelo hoy contó con la singularidad de haber podido visitar y recorrer todo el avión antes del embarque, lo que hizo que la experiencia global del viaje fuera memorable.

Volvería a elegir Lufthansa para mis viajes? Por supuesto, particularmente en esta ruta dónde considero que no tiene rival.

Comentarios

  1. Juano Flyer 29 Agosto, 2016
    • Hernan Van Norden 29 Agosto, 2016
  2. Fer 29 Agosto, 2016
    • Hernan Van Norden 29 Agosto, 2016
  3. Ale 29 Agosto, 2016
    • Hernan Van Norden 29 Agosto, 2016
  4. Pepe 30 Agosto, 2016
    • Hernan Van Norden 30 Agosto, 2016
    • Ale 30 Agosto, 2016
  5. Pepe 30 Agosto, 2016
  6. Santiago 30 Agosto, 2016
    • Hernan Van Norden 30 Agosto, 2016
  7. Manu 30 Agosto, 2016
    • Hernan Van Norden 30 Agosto, 2016
  8. Sebastian Fernández 30 Agosto, 2016
    • Hernan Van Norden 31 Agosto, 2016
  9. SoyAustral 5 Septiembre, 2016
    • Hernan Van Norden 5 Septiembre, 2016
  10. Eddy Guerrero Court 7 Marzo, 2017
    • Hernan Van Norden 7 Marzo, 2017

Déjame tu comentario