Tour privado por el interior del último Jumbo, el Boeing 747-800 de Lufthansa

SUMARIO DEL VIAJE:

Reporte: British Airways Business Class B777 , Londres-Buenos Aires
Reporte: Amex Centurion Lounge, aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires
Reporte: Tour por el interior del Boeing 747-800 de Lufthansa
Reporte: Lufthansa First Class B747-8 Buenos Aires-Frankfurt
Reporte: Hotel Radisson Blu Berlin, Alemania
Reporte: Sala vip Junkers, aeropuerto de Schönefeld, Berlin


lufthansa_logoNo es un secreto para los lectores del blog mi debilidad por Lufthansa. Tampoco el hecho de que siempre tiendo a elegirlos por sobre otras aerolíneas, particularmente entre Argentina y Europa. Me gusta su estilo, su fiabilidad, su producto, su previsibilidad… el poco margen que deja para las sorpresas. Es una aerolínea sólida, por dónde se la mire, en todas sus clases.

Este último año tuve la oportunidad de volar con ellos en varias oportunidades, a Montreal, Boston, Tokyo y Buenos Aires, además de varios vuelos cortos dentro de Europa, y hoy tendría el placer de hacerlo nuevamente, pero con un detalle muy particular: una invitación de la compañía para poder visitar el interior de su magnífico Boeing 747-800 antes de mi embarque.

Quien se puede resistir?

Lufthansa-747-800

Boeing 747-8 de Lufthansa, estacionado en la puerta 9 de Ezeiza

Mientras la gran mayoría de aerolíneas está retirando el 747, Lufthansa es una de las grandes responsables de que siga con vida, con 32 aeronaves de este tipo en su flota, siendo 19 de ellas del modelo más reciente del programa, el 747-800 con el que la compañía vuela diariamente entre Frankfurt y Buenos Aires.

Lufthansa-747-800-cabina-19

Lufthansa-747-800 con doble manga

A la hora señalada me dirigí a la puerta 9 en dónde había quedado en encontrarme con Laura, la gentilísima responsable de la compañía en Ezeiza. Cruzamos algunas palabras sobre la operación de aquel día y nos dirigimos hacia el avión.

Con 76 metros desde la nariz hasta la cola, el Jumbo es el avión comercial más largo del mundo y, para mi, el más bonito por lejos.

Uno de los cuatro espectaculares motores General Electric del avión

Uno de los cuatro espectaculares motores General Electric del avión

Lufthansa tiene dos configuraciones diferentes en sus B747-8, en el caso de hoy la aeronave con matrícula D-ABYN puede cargar un total de 364 pasajeros, con 244 asientos en clase económica, 32 en premium economy, 80 en clase ejecutiva y 8 en primera clase.

Mapa de asientos de la planta principal

Mapa de asientos de la planta principal, o main deck

De los asientos de clase ejecutiva, 48 están ubicados en la cabina principal y los otros 32 en el upper deck.

Mapa de asientos lufthansa 747

Mapa de asientos de la planta superior, o upper deck

El 747-8 es un avión muy joven, este concretamente tiene 2 añitos, así que la cabina está impecable. Equipada con un nuevo modelo de asientos Recaro, con una distancia de 80cm entre filas, la clase económica de Lufthansa se coloca ligeramente sobre la media de las aerolíneas que vuelan entre Buenos Aires y Europa.

Son 23 filas, cada una de ellas con diez butacas y una configuración 3-4-3, a excepción de las últimas en dónde van disminuyendo la cantidad de asientos en los laterales.

Todos ellos disponen de almohada, manta, auriculares, y sistema de entretenimiento individual con más de 100 películas y 200 series de TV.

No te vas a aburrir seguro 😉

Cabina clase económica B747-8 Lufthansa

Cabina clase económica B747-8 Lufthansa

Por delante se ubica la premium economy, que me resultó sorprendentemente atractiva. Estos asientos disponen de bastante más espacio personal: son 5cm más anchos que los de económica, y estan separados por casi un metro de distancia.

Son solo cuatro filas, con ocho butacas en cada una de ellas, distribuídas en 2-4-2.

Cabina premium economy B747-8 Lufthansa

Cabina premium economy B747-8 Lufthansa

Esta clase tiene, además, un servicio diferenciado, mando a distancia para el sistema de entretenimiento, amenity kit para los pasajeros y otros detalles que la hacen muy atractiva para un vuelo de tantas horas.

Lufthansa ofrece permanentemente upgrades a esta clase por un costo fijo, o a través de subastas en su web. Puede ser interesante.

Cabina premium economy B747-8 Lufthansa

Cabina premium economy B747-8 Lufthansa

Cabina de premium economy

Sistema de video, Lufthansa 747-800

En la mitad anterior del avión se encuentra la nueva clase ejecutiva de la compañía. Una cabina preciosa, y decorada con un buen gusto notable en tonos suaves y naturales. Los asientos poseen monitores de video de 15 pulgadas, son muy cómodos en todas sus posiciones, y se transforman en camas de casi dos metros de longitud.

Cabina clase ejecutiva B747-8 Lufthansa

Cabina clase ejecutiva B747-8 Lufthansa

Cabina clase ejecutiva B747-8 Lufthansa

Cabina clase ejecutiva B747-8 Lufthansa

Cabina clase ejecutiva B747-8 Lufthansa

Cabina clase ejecutiva B747-8 Lufthansa

Si me permiten un consejo, la clase ejecutiva puede ser todavía mejor… es cuestión de garantizarse un asiento entre las filas 81 y 88, ubicadas en el upper deck o planta superior, probablemente el lugar más exclusivo de la historia de este avión.

La sensación de subir estas escaleras hacia tu asiento ya paga el pasaje 😉

Escaleras hacia el upper deck

Escaleras hacia el upper deck, o planta superior

Esta cabina es muy íntima, con solo 32 asientos. Aquí arriba el fuselaje es más curvo, y la sensación es más acogedora, como si estuvieras volando un avión pequeño, casi privado.

Cabina clase ejecutiva B747-8 Lufthansa

Cabina clase ejecutiva B747-8 Lufthansa

Cabina clase ejecutiva B747-8 Lufthansa

Cabina clase ejecutiva B747-8 Lufthansa

Cabina clase ejecutiva B747-8 Lufthansa

Cabina clase ejecutiva B747-8 Lufthansa

En la parte delantera del upper deck se encuentra la cabina de pilotos, que luce prácticamente igual a la de su antecesor, el 747-400, pero con muchos avances tecnológicos.

Me encanta que el cockpit luzca como una cabina de avión y no como el escaparate de una casa de electrodomésticos, como suele pasar en algunas aeronaves modernas.

Cockpit Boeing 747-800 Lufthansa

Cockpit Boeing 747-800 Lufthansa

Cockpit Boeing 747-800 Lufthansa

Cockpit Boeing 747-800 Lufthansa

Bajando nuevamente a la planta principal, en la nariz del avión se encuentra la preciosa primera clase de Lufthansa. Es una cabina increíblemente elegante y atractiva, sin exageraciónes ni estridencias, y con una atmósfera brutal.

Este último año he tenido la suerte de volarla en varias ocasiones, la mayoría de ellas con reportes detallados en el blog, así que si os interesa conocerla en profundidad, podéis verlos aquí:

Cabina primera clase B747-8 Lufthansa

Cabina primera clase B747-8 Lufthansa

Cabina primera clase B747-8 Lufthansa

Cabina primera clase B747-8 Lufthansa

Cabina primera clase B747-8 Lufthansa

Cabina primera clase B747-8 Lufthansa

Por último, y como cereza del postre, una visita a la zona de descanso de la tripulación. Este área es desconocida para los pasajeros, ya que el acceso está restringido exclusivamente a la tripulación, que debe digitar una contraseña en esta pantalla para poder ingresar.

Area de descanso de la tripulación, Boeing 747 Lufthansa

Area de descanso de la tripulación, Boeing 747 Lufthansa

Está ubicada en la parte trasera del jumbo, en una zona escondida y de acceso algo complejo.

Area de descanso de la tripulación, Boeing 747 Lufthansa

Area de descanso de la tripulación, Boeing 747 Lufthansa

Son cinco literas (10 camas en total), cada una de ellas con una cortina que las aisla del pasillo central. Lucen comodísimas, cada una dispone de almohada, un edredón y un amenity kit.

En un vuelo tan largo como este, el descanso de cada tripulante ronda las 4 horas. Si te interesa descubrir más de estas zonas escondidas, te invito a leer este reporte que realicé sobre ellas en diferentes aerolíneas y aviones.

Area de descanso de la tripulación, Boeing 747 Lufthansa

Area de descanso de la tripulación, Boeing 747 Lufthansa

A esta altura nos llamaron para avisarnos que la tripulación había llegado al aeropuerto, así que descendimos para que puedan empezar a preparar el avión para la partida.

En unos minutos volvería a embarcarme, ya para acomodarme en el 3K que sería mi hogar durante las próximas 13 horas.

Los detalles de este vuelo los publicaré en un post aparte dentro de algunos días, e incluirán una visita breve (lo bueno, si es breve, dos veces bueno!) al increíble First Class Lounge de Frankfurt antes de embarcar desde allí hacia Berlin.


Gracias a Lufthansa Latina por esta invitación, particularmente a Corina, cuya iniciativa y coordinación fueron fundamentales, y también la plantilla en el aeropuerto, que puso su tiempo a disposición para poder acompañarme.

Como pasajero me resultó interesantísima la experiencia de poder observar detalladamente esta maravilla de la ingeniería. Y el impecable estado en el que se encuentra no hizo más que reafirmarme en la convicción de que es muy, muy difícil hacerle sombra a Lufthansa en la ruta entre Buenos Aires y Europa.

Tuviste la oportunidad de volar Lufthansa en cualquiera de sus clases? Que te pareció la experiencia?

14 Comments

  1. Juano Flyer 9 Agosto, 2016
    • Hernan Van Norden 9 Agosto, 2016
  2. Fernando 9 Agosto, 2016
    • Hernan Van Norden 9 Agosto, 2016
  3. Manu 9 Agosto, 2016
    • Hernan Van Norden 9 Agosto, 2016
  4. Pepe 25 Agosto, 2016
    • Hernan Van Norden 25 Agosto, 2016
      • Pepe 25 Agosto, 2016
        • Hernan Van Norden 26 Agosto, 2016
  5. José 29 Agosto, 2016
    • Hernan Van Norden 29 Agosto, 2016
  6. @DinhaViajera 28 Diciembre, 2016
    • Hernan Van Norden 28 Diciembre, 2016

Leave a Reply