UBER: La Mejor Alternativa para Moverse en Sudamérica

El desarrollo de Uber en Sudamérica varía radicalmente de país a país, e incluso de ciudad a ciudad. Voy a poner como ejemplo las dos últimas que visité hace un par de semanas: Buenos Aires y São Paulo.

Estas ciudades tienen varios aspectos en común. En primer lugar ser los mayores núcleos urbanos de la región, pero también el hecho de tener sus aeropuertos internacionales a 30km del centro y una pésima red de transporte público para conectarlos.

Con este escenario, las únicas opciones para trasladarse las ofrece el sector privado, y en ambas ciudades hoy la mejor alternativa para hacerlo es Uber.


Uber en Buenos Aires:

Creo que es la única ciudad de Argentina en donde la empresa ofrece servicio, y con muchísimas limitaciones por una larga batalla legal con el gobierno. Hay restricciones para el pago con tarjetas de crédito emitidas en el país, y ya empezaron incluso a manejar dinero en efectivo.

Esto se refleja directamente en los precios, que dependiendo la hora y el trayecto son notablemente más bajos que los de su competencia directa: Cabify.

A quienes venimos de fuera no nos afecta, pues las tarjetas de crédito emitidas en el exterior no sufren ninguna limitación.

Cuando llegué al aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires me conecté con ambas aplicaciones para viajar hasta el barrio de Belgrano, y los resultados fueron contundentes: Uber me pedía $401 pesos argentinos, unos 19€ al cambio, mientras que Cabify me pedía más del doble: $867 para ser exactos, unos 41€.

Ya ni hablemos de empresas como Tienda León, que yo ni siquiera tomo en consideración, que acariciaba los $1000.

Hay que reconocer que Argentina no tiene el parque automotor más moderno del mundo, y Uber no es la excepción.

El coche de gama media promedio anda más o menos por aquí  😛

Bromas aparte, después de usarlos mucho durante los últimos años está bien decir que los coches de Cabify son mejores que los de Uber, aún así, es injustificable pagar el doble por ellos.


Uber en São Paulo:

En Brasil la situación es completamente distinta porque, aunque Uber también enfrenta problemas regulatorios a mediano plazo, de momento está legitimizado. A tal punto que, por ejemplo, tienen varios tótems como este en el aeropuerto de Guarulhos para encontrarte con tu chofer.

Foto: Startupi.com.br

Foto: Startupi.com.br

Uber desde el aeropuerto de Guarulhos hasta el hotel Maksoud Plaza me costó BRL69, menos de 18€, y era el Uber Select (coche Premium).  El UberX, costaba BRL59.

Este trayecto en autobús con la empresa Airport Bus Service hasta el mismo punto cuesta BRL48,80 y compartiendo el viaje con otros 50 cristianos.

Además, el bus te deja solo en un par de puntos específicos de la ciudad, mientras que el Uber te lleva puerta a puerta hasta donde te de la gana.

No tiene color, no duden en reservar Uber en ambas ciudades.


Hace algún tiempo publiqué un artículo en donde comentaba las grandes ventajas que encontré utilizando Uber en Dubai, algo que también percibí de forma notoria en USA y Francia. En otras regiones, como el sudeste asiático, me resultó menos trascendente por el bajísimo valor del transporte privado en general.

En que otros sitios creen que Uber puede representar una ventaja importante respecto a otras formas de transporte? Compartan sus comentarios aquí debajo!

12 Comments

  1. Venancio 5 enero, 2018
    • Hernan Van Norden 5 enero, 2018
  2. Santiago 5 enero, 2018
    • Hernan Van Norden 5 enero, 2018
      • Bruno 6 enero, 2018
  3. Guidoglu 5 enero, 2018
    • Hernan Van Norden 5 enero, 2018
    • Santiago 7 enero, 2018
      • Hernan Van Norden 7 enero, 2018
  4. Daniela 6 enero, 2018
    • Hernan Van Norden 6 enero, 2018
      • Santiago 7 enero, 2018

Leave a Reply