Reporte: La Posada del Dragón Madrid, España

Voy a Madrid muchísimo menos de lo que quisiera, y cada vez que la visito no hago más que confirmar el profundo amor que tengo por esta ciudad, en la que viví durante seis increíbles años que no cambiaría por nada en este mundo.

Tengo la sensación de que hay algo de mi que nunca se fue de allí, y no me hace falta ir para darme cuenta.  Lo siento todo el tiempo, no hay un día de mi vida en el que no piense en Madrid.

Conozco la ciudad al milímetro, entre otras cosas porque durante los años que estuve allí tampoco es que pasara demasiado tiempo en casa.  Pero además, porque viví en siete apartamentos y cinco barrios distintos, lo que de alguna manera me obligó a explorar rincones a los que de otra forma jamás hubiera llegado.

Regresar siempre es fuerte para mi, porque se me mezcla la alegría de volver a visitarla con una profunda nostalgia de cosas que ya no existen, entre ellas mi juventud.

Ni Madrid es la misma, ni yo lo soy, sin embargo lo nuestro sigue funcionando. Perfectamente.

Plaza Mayor de Madrid

Plaza Mayor de Madrid

LA POSADA DEL DRAGÓN

Ya en mis últimas visitas tomé la decisión de abandonar los grandes hoteles de la Gran Vía y volver a mi barrio, donde tuve mi último domicilio fijo: La Latina.

Buscando hospedaje encontré un sitio llamado Posada del Dragón en el número 14 de la clasiquísima Cava Baja, del que recuerdo haber pasado por su puerta decenas, si no centenas de veces, y que en aquel entonces estaba en ruinas.

La Posada del Dragón, Madrid

La Posada del Dragón, Madrid

Me pareció simpático, con precios razonables y ubicación premium total: a 100 metros de la Plaza de la Cebada y a dos o tres calles de Plaza Mayor y del mercado del Rastro, pero al mismo apartado del tumulto y la contaminación de la Puerta del Sol.

La Posada del Dragón, Madrid

Recepción y bar de la posada

La recepción y el bar de la posada ocupan un mismo espacio en la planta baja, y el check in se hace en el extremo final de la barra. No estoy seguro, pero creo que los recepcionistas hacen las veces de camareros, y viceversa.

Durante el check in te regalan una bebida en el bar, que puedes consumir en cualquier momento durante tu estadía. Touché!

Posada del Dragón, Madrid

Posada del Dragón, Madrid

Camino a mi habitación, en la última planta se puede ver perfectamente la estructura del hotel, que está construido sobre una antigua corrala madrileña del 1800, un conventillo clásico del viejo Madrid que todavía resiste: yo mismo viví en una en el número 3 de la calle Velarde, en el barrio de Malasaña.

Posada del Dragón, Madrid

Vista del patio de la corrala

Debajo se ve el patio interno, en donde están las mesas del restaurante La Antoñita, y que de noche es una monada.

Restaurante La Antoñita Madrid

Restaurante La Antoñita

La Habitación

Me alojé en una de sus pocas habitaciónes dobles con balcón en la tercera planta, la número 302 concretamente.

Habitación Posada del Dragón Madrid

Habitación Posada del Dragón Madrid

Habitación Posada del Dragón Madrid

Habitación Posada del Dragón Madrid

La habitación no es demasiado grande, pero resultó mucho más de lo que me esperaba por el precio que había pagado. Limpia, colorida, lo suficientemente cómoda y con un mobiliario retro-moderno que me encantó (esas lámparas!😍)

Algún detalle que podría obviarse, como ese cuadro luminoso en la cabecera de la cama, pero la verdad es que en el conjunto era divertido.

Habitación Posada del Dragón Madrid

La cama, muy cómoda, y el escritorio

Apenas entras atraviesas el baño, que está dividido en tres sectores. La pica o lavatorio al lado de la entrada…

Baño Posada del Dragón Madrid

Baño Posada del Dragón Madrid

Baño Posada del Dragón Madrid

Baño Posada del Dragón Madrid

Una cabina con la ducha sobre la derecha.

Baño Posada del Dragón Madrid

Shampoo y crema de enjuague

Y frente a ella otra, con el inodoro.

Baño Posada del Dragón Madrid

Baño Posada del Dragón Madrid

Los baños tienen un set de amenities muy pro para tratarse de un tres estrellas.

Baño Posada del Dragón Madrid

Amenities

Al costado de la cama hay un escritorio con varios objetos curiosos. Amé la lámpara, la silla y el teléfono!

Posada del Dragón Madrid

Escritorio y objetos retro

Posada del Dragón Madrid

La silla

Posada del Dragón Madrid

El teléfono!

Y frente a la cama una TV y un soporte para maletas no demasiado grande.

Posada del Dragón Madrid

Posada del Dragón Madrid

Tiene una gran cantidad de enchufes inteligentemente distribuidos en las zonas clave: el escritorio y los laterales de la cama. El acceso a internet es gratuito y de buena calidad.

Posada del Dragón Madrid

Muchos enchufes en la habitación

Hay un módulo con varias perchas para colgar tu ropa, y que dentro tiene el frigobar, la caja fuerte y un secador de pelo… con difusor (?)

Posada del Dragón Madrid

Frigobar, caja fuerte y secador de pelo

Los precios del frigobar no son baratos, sin embargo perfectamente razonables: Agua: 2,50€, refrescos 2,70€ y cerveza 3,00€

Posada del Dragón Madrid

Bebidas del frigobar

El barrio te ofrece absolutamente todo, particularmente por la noche que tiene un ambiente formidable, repleto de bares y restaurantes, muchos de ellos entre lo mejorcito que esta ciudad tiene para brindar.

Es imposible aburrirte una noche en La Latina.

Los domingos también hay mucho movimiento durante todo el día. Por la mañana el ajetreo típico del mercado del Rastro, y por las tardes el post-Rastro en torno a la Plaza de los Carros, la Plaza del Humilladero, y la Plaza de la Paja (sic),  todo esto a apenas pasos del hotel.

Estación de Metro de La Latina

Estación de Metro de La Latina

Y se salió fuerte… A la mañana siguiente me desperté tarde, y al abrir la ventana quedé conmovido con las vistas.

Esa luz tan especial de Madrid, esos techos, esas cúpulas! Que privilegio.

Vistas de Madrid

Vistas desde la ventana

Vistas de Madrid

Vistas de Madrid desde el balcón

Posada del Dragón Madrid

Vista de la Cava Baja desde el balcón de la habitación

El día después – Favela Chique

Otras Habitaciones:

El hotel tiene solo 9 habitaciones con balcón a la calle (tres por planta) El resto dan al interno de la corrala y son bastante menos atractivas

Solo pude fotografiar esta debajo que es una individual. El precio es fabuloso y honestamente a mi no me importaría alojarme una noche, pero únicamente si piensas pasar poco tiempo en ella.

Posada del Dragón Madrid

Habitación individual Posada del Dragón Madrid

Posada del Dragón Madrid

Habitación individual Posada del Dragón Madrid

Pueden encontrar más información, tarifas y disponibilidad en este link.


Conclusión:

Me sorprendió bastante esta propiedad. Mucho encanto, ubicación inmejorable y precios realmente competitivos. Después de este reporte volví a visitarla una vez más, la semana pasada, y mi experiencia fue muy similar.

Eligiría sin dudas una habitación con balcón, particularmente en la segunda o tercera planta ya que la Cava Baja puede ser un poco ruidosa.

Pagué por la habitación doble con balcón, en temporada baja, unos sorprendentes 68€ la noche. Estas son las más caras del hotel, las otras se vendían a partir de 50€ la noche.

Para mi, un costo/beneficio difícil de empardar. Seguiré repitiendo.

10 Comments

  1. George 5 febrero, 2018
    • Hernan Van Norden 5 febrero, 2018
  2. Betty 5 febrero, 2018
    • Hernan Van Norden 5 febrero, 2018
  3. @optimusbear 5 febrero, 2018
    • Hernan Van Norden 5 febrero, 2018
  4. MARU 5 febrero, 2018
    • Hernan Van Norden 5 febrero, 2018
  5. Manu 6 febrero, 2018
    • Hernan Van Norden 7 febrero, 2018

Leave a Reply