Portada » Barcelona, la Vulnerabilidad, el Terror y la Vida

Barcelona, la Vulnerabilidad, el Terror y la Vida

Tuve algunas dudas antes de escribir este post porque raramente, por no decir nunca, he publicado en el blog algún contenido que no esté vinculado de una forma u otra con el mundo de los viajes.

Supongo que hablar de esto es una manera de exorcizarme, de poner fuera toda la angustia y el dolor que siento ante esta canallada, y de disculparme por estos días de ausencia en el blog.

El jueves de la semana pasada vivimos uno de los días más espantosos e infames que esta ciudad recuerde, al menos en su historia reciente, con los atentados terroristas que tuvieron lugar en La Rambla de Barcelona.

Aquella tarde, diez minutos antes del primer atentado, recibí este mensaje de la madre de mi hijo. Está en italiano, pero creo que no necesita traducción: estaban yendo los dos a pasear por La Rambla.

Veinte minutos después empecé a recibir las noticias sobre la tragedia y créanme, el lapso de tiempo que tardé en comunicarme con ella, quizás un minuto, fue de lo más abrumador que me haya tocado vivir.

Terminaron los dos refugiados en la estación de Plaza Catalunya y el resto de la tarde se la pueden imaginar. Finalmente fueron evacuados y pudieron llegar hasta los límites del cerco policial en donde pude encontrarlos y sacarlos de la ciudad. Esa noche me pasé horas sentado al lado de mi hijo simplemente mirándolo mientras dormía.

No pretendo sacar conclusiones de ningún tipo sobre el suceso, porque es imposible intentar razonar sobre lo absolutamente incomprensible. Es una atrocidad espantosa.

Solo espero que las familias de las víctimas puedan encontrar prontamente paz en sus almas ante la ausencia de esos seres queridos cuyas vidas fueron arrebatadas de una forma tan vil y cobarde.

Posts Relacionados

15 respuestas

  1. Yo recuerdo esa tarde levantándome de la siesta, ver en el móvil un mensaje y entrar al facebook para saber más, para saber qué estaba sucediendo.. Fue ver todas aquellas actualizaciones de las amistades en Bcn y sentir la rapidez de los hechos, de notar la vorágine de cómo desaparece la vida en segundos, de comprobar que de la misma que estaba leyendo que todos se encontraban bien, podía haber sido lo contrario por la cercanía del lugar y por la deliberada atrocidad…recuerdo cómo me embargaba la emoción y tener que apartar la vista del móvil y de la tv que estaba encendida…..estas cosas en la vida aunque se repiten, siempre las vives igual…

    1. Robert, me identifico mucho con tu última frase, «apartar la vista del móvil y la TV», me pasó todo el tiempo. No quiero ver nada, porque me conmueve muchísimo.
      Ya había vivido una situación parecida viviendo en Madrid durante los atentados del 2004 en Atocha, pero estos últimos los viví con más intensidad y cercanía.
      Saludos y pa´lante!!

      1. Yo aquello lo recuerdo peor, porque aquella vez estaban saliendo en tv las imágenes en caliente, con todo el destrozo de los vagones y de vidas. Hacía pocos meses yo había tenido una vivencia traumática que el suceso me hacía revivir la vulnerabilidad límite y extrema….

  2. Disculpe mi mal español, pero voy a intentar.
    Me identifico mucho con todo que habéis escrito. Como turistas en Barcelona que vienen aquí muy a menudo, por ser una ciudad que nos encanta más que muchas otras en el mundo, damos vueltas en La Rambla muchas veces, sea por pasar un buen tiempo, o sea por simplemente trasladarnos de una parte de la ciudad a la otra.

    Aquella tarde, por haber sido en las calles de Grácia, por Festa Major de Gràcia, hasta las quatro por la mañana, hablando con una nueva amiga que habíamos hecho allá, nos no despertamos hasta la tarde, y por eso no salimos, que si hayamos salido, habríamos ido a la terraza del Corte Inglés para tomar un café, haber caminado por Las Ramblas, aunque nuestro apartmento es en el Born.

    Así que somos embargados de emociones fuertes, en primer lugar por las víctimas y sus familias que ahora tienen que vivir con la realidad donde se faltan sus seres queridos solo por haber sido en el camino de un cobarde loca por casualidad, y en segundo lugar, por nosotros habernos quedado vivos también por casualidad.

    La siguiente, que es una mal traducción de una buena poema muy famosa de un poeta persa que se llama Saadi, me ha ayudado mucho:

    Los seres humanos son partes del mismo cuerpo,
    Cuando se crean, nacen de la misma semilla.
    Cuando la vida aflige uno de los partes,
    Todos los demás juntos sean sacudido, enojado, doliendo.
    Si no estás preocupado por el dolor de los demás, Ese apellido de ser humano, nunca más puedes llamarte.

  3. Terribile quello che è.successo
    Quella.notte ho dormito malissimo
    È una.guerra senza sosta e quando capita vicino a chi vuoi.bene è ancora più tremendo
    Cuidate

  4. Hola Hernan , creo q escribir ayuda a liberar tensiones, no saca la angustia pero hace q podamos leerte y acompañarte.
    Todos pensamos en vos ese día, todos te escribíamos en Twitter para que nos dijeras q estabas bien . No te conozco pero había una preocupación genuina de todos.
    Durísimo ese rato que viviste hasta encontrarte con tu familia , imagino que uno después no deja de pensar de lo que se salvó . Es muy fuerte.
    Te mando un abrazo
    MARU

    1. La verdad es que es difícil hacer convivir en uno la tristeza por la gente que pagó carísima esta locura con la sensación de fortuna por poder contarlo.
      Te agradezco mucho tus palabras, un abrazo Maru.

  5. Tremendo Hernan!!!

    Tengo un hijo chiquito e igual me cuesta imaginar por lo que pasaste. Me deja contento (de manera egoista) que no les haya pasado nada. Pero me pone muy triste e impotente por todos aquellos que sufrieron ya sea por muertes o por heridas.

    Soy argentino y vivi el atentando a la AMIA muy de cerca y la sensacion que te queda es de una angustia y tristeza muy grande. Pero te digo solo una cosas: quedate duro y con mido es lo que estos cobardes y canallas buscan. No les des/demos el gusto. Hay que seguir para adelante con fuerza y demostrarles que hagan o que hagan no nos van a detener.

    Saludos!

  6. No sé mucho que escribir, excepto mandarte un abrazo a la distancia.
    Recién llegado a Londres sufrí con las bombas en el subte, y más recientemente lo de London Bridge. Y en Buenos Aires, la bomba a la embajada de Israel me pasó cerca, trabajaba en una oficina por ahí, y literalmente, se me cayó el techo encima.
    Lo que más me cuesta entender es que lo hagan por no estar de acuerdo con otras personas por algo que no existe…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DESCUENTO EN VUELOS

Booking.com
BoardingArea