Portada » Reporte: Business Class de KLM B787-9 Buenos Aires-Amsterdam

Reporte: Business Class de KLM B787-9 Buenos Aires-Amsterdam

Después de un par de semanas realmente divertidas en Buenos Aires me tocaba regresar a Europa.

Eran poco más de las 12 del mediodía de un hermoso día soleado de invierno cuando me subí en el barrio de Belgrano al Uber que me llevaría al aeropuerto de Ezeiza.

El tránsito estaba muy tranquilo a esa hora y el viaje hasta el aeropuerto fue una brisa, no tardamos más de 45 minutos en llegar.

La Terminal C (que utiliza KLM para su operativa) estaba curiosamente vacía, y también lo estaban los mostradores de check-in.

No tardé mucho en pasar migraciones e instalarme en el Salón Cóndor de Aerolíneas Argentinas, el lounge que utilizan las aerolíneas de Skyteam en Ezeiza, y allí maté el tiempo hasta la hora del embarque.


Sumario del Viaje:

Reporte: Nuevo KLM Crown Lounge Aeropuerto de Amsterdam
Reporte: Business Class de KLM B787-9 Amsterdam-Buenos Aires
Reporte: Business Class de KLM B787-9 Buenos Aires-Amsterdam


El Vuelo:

KLM KL702
Buenos Airesa (EZE) – Amsterdam (AMS)
Avión: Boeing 787-9
Asiento: 8A (Business Class)
Hora de salida: 3:01pm

Hora de llegada: 09:05am
Duración:  13:04hs

Embarcamos puntualmente por la puerta 14, primero los pasajeros con problemas de movilidad, mujeres embarazadas y familias, luego aquellos volando en business class o con status en SkyTeam, y finalmente el resto de los pasajeros.

Fui uno de los primeros en embarcar para poder hacer fotos de la cabina limpia. Desde la manga intenté fotografiar el perfil de este precioso B787-9 a pesar del reflejo del sol.

Ya se los comenté en el vuelo anterior, la cabina transmite una combinación perfecta de sobriedad y elegancia.

Me parece acertadísima la elección de los colores y materiales.

Son 30 asientos de clase ejecutiva en total, a razón de 4 por fila, uno (individual) a cada lado del fuselaje y dos en el centro.

Como ya hablamos bastante de los asientos en la reseña de mi vuelo desde Amsterdam a Buenos Aires, me concentraré más en el aspecto general del servicio.

Cada asiento dispone de dos ventanillas, a excepción de la fila 5 que tiene solo una.

A diferencia de mi último vuelo, en esta oportunidad pude reservar el 8A, el último asiento de la cabina del lado izquierdo del avión.

La fila 8 está justo delante de la puerta 2L, que en ese momento estaba abierta para el embarque, así que se desplazaba sobre una de mis ventanas.

Lo curioso es que le faltaba como un trozo de panel y podía verse todo el interior. Interesante, creo que nunca había visto algo así.

Todavía en tierra, la tripulación repartió el menú de vuelo.

Y el amenity kit de Jan Taminiau, que con ocasión del día de la reina venía con ambas banderas, la argentina y la holandesa. Adivinen si me pedí los dos?

El contenido es exactamente igual al del vuelo de ida.

También ofrecieron tragos de bienvenida y elegí una copita de champagne.

Por mi podemos arrancar. Cuando quiera, chofer!

Despegamos de Ezeiza en horario y dimos un par de lindos rodeos en dirección al Rio de la Plata.

Que finalmente atravesamos para adentrarnos en Uruguay.

En ese momento se apagaron las señales de cinturones abrochados y se sirvió el aperitivo que antecede a la comida.

El menú:

La carta de vinos:

Y sí, viniendo de Argentina sería un auténtico pecado no arrancar con el Pedriel Malbec 2018.

Uno de los aspectos más llamativos del servicio de KLM en business class es su hermosísima vajilla, y un buen ejemplo de ello el cuenco en donde sirven el mix de nueces.

Y miren lo que es el plato de la ensalada y el par de zuecos rojos en el que vienen las sal y la pimienta!

Elegí de primero la sopa de zanahoria y naranja.

Y de plato principal el cordero al estilo medio oriente. Muy rico.

Para el postre, como hago de costumbre, dejé los quesos para más tarde (suelo pedirlos cuando me despierto a mitad del vuelo) y opté por el plato dulce: tartaleta de maracuyá y mango, pastel de crema de coco con salsa de vainilla y una casita de Delft de chocolate blanco. Light.

Una vez recogidas las bandejas procedí al armado de mi cama (los tcp de KLM no arman las camas, sino que te lo haces tu mismo) y no me quedó nada mal.

Mi nidito para las próximas 10 horas.

Vi un trozo de alguna pelicula que ahora mismo no recuerdo y me dormí, pero solo un par de horas porque me desperté cuando sobrevolábamos Maranhão en el norte de Brasil, a punto de iniciar el cruce del Atlántico.

Ahora sí, el momento ideal de pedir el plato de quesos y, como ya había hecho mi siesta, hacerme una maratón de películas hasta Europa.

Y quiero dejar un mensaje preventivo a todos aquellos que vayan a volar con KLM.

Suelen dejar un minibar lleno de snacks durante la noche para que te sirvas sin necesidad de ir hasta el galley, pero no advierten de que son droga.

Es absolutamente imposible parar de consumirlos.

Los stroopwafel directamente son un escándalo.

Con la barriga llena y con mucha armonía transcurrió el resto del vuelo. La cabina estaba ligeramente iluminada por los leds y el ambiente era ideal.

Dormité algo más en algún momento de la noche, pero poca cosa, hasta que llegó el desayuno un par de horas antes de aterrizar en Amsterdam.

Carta del desayuno:

Elegí mi tradicional desayuno continental, sin platos calientes, como normalmente hago.

Algunos panes y croissants (más bien medialunas) que a pesar de no tener buen aspecto no estaban mal de sabor, yogurt con granola, café espresso, frutas frescas y un plato de queso y dulce.

Poco después empezamos a descender rumbo a Amsterdam, con uno de esos cielos cubiertos que son tan hermosos cuando te encuentras por encima de las nubes.

Aterrizamos 20 minutos antes del horario programado, una gran noticia para quienes tenían vuelos en conexión pero irrelevante para mi que pensaba pasar un par de noches en la ciudad antes de regresar a Barcelona.

Antes de desembarcar la tripulación me invitó a visitar el cockpit, invitación que acepté encantado pues nunca había tenido la oportunidad de estar en el cockpit del Boeing 787-9.

Que puedo decirles, es absolutamente maravilloso. Para alguien que de niño vivía en los cockpits de los Fokker-28, Boeing 727, 737-200, 707 o 747-200’s esto fue como entrar en una nave espacial.

 

Pasé los días siguientes visitando la ciudad. Pueden ver videos de este vuelo con muchos detalles de la cabina, la comida,  la visita al cockpit y algunas cositas de mi estadía en Amsterdam (incluida la visita a un par de coffee shops) en mis historias de Instagram


Conclusión:

Impecable vuelo una vez más, en donde funcionaron los aspectos que raramente suelen fallar en esta aerolínea: la amabilidad y eficiencia de la tripulación, un clásico de KLM, y el nivel del servicio que ofrecen.

Por lo demás, avión ultra moderno, asiento cómodo y excelente sistema de entretenimiento. Exactamente todo lo quenecesito para volar de A a B y llegar descansado con una sonrisa en la boca.

Repetiría business class de KLM? Sin dudarlo un segundo.

Volaron la business class de KLM? Les gustó tanto como a mi?

SI DISFRUTASTE DE ESTA RESEÑA, TE INVITO A LEER MIS REPORTES EN DISTINTAS AEROLÍNEAS,  HOTELES Y SALAS VIP DE ALREDEDOR DEL MUNDO.

Posts Relacionados

9 respuestas

    1. En Europa y USA se empieza a volar fuerte a partir de Julio (en principio, veremos como evoluciona)
      Argentina de momento tiene cerrado el tráfico internacional hasta Septiembre.

  1. La configuración de los asientos es igual a la de Air France 1-2-1, una vez fui de Paris a Buenos Aires y eran así. En KLM yendo tambien a Sudamérica en Business solo me ha tocado la configuración 2-2-2 que es incómoda cuendo estás sentado al lado de la ventana y quieres salir cruzando al pasajero de tu lado que está durmiendo. Literalmente tienes que saltar. sabe si la nueva configuración de asientos en Business ya la tiene toda la flota de KLM?

    1. Hola Tomás, tanto AF como KL (que son un mismo grupo) está instalando este tipo de asientos en su flota. El asiento es muy parecido, con algunas pequeñas diferencias.
      No está instalado en toda la flota todavía, pero si en todos los 787 que ya llegan con ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AIRBNB 25€ DE REGALO

Airbnb

DESCUENTO EN VUELOS

Booking.com
BoardingArea