Portada » Reporte: Hotel Holiday Inn Munich City Centre

Reporte: Hotel Holiday Inn Munich City Centre

Aprovecho esta hermosa etapa de pocos viajes para poner al día algunas reseñas pendientes.

En este caso se trata del hotel Holiday Inn Münich City Centre, una propiedad oportunamente ubicada sobre el río Izar, a pasos del puente Ludwigsbrücke y a 15 minutos a pie de Marienplatz, para tener como referencia.

Venía de un largo viaje desde San Francisco con escala en Toronto, en donde conecté con Air Canada para aterrizar finalmente en Munich temprano por la mañana. Lluviosa, claro!

Me subí a un Uber y media hora después estaba en la puerta del hotel.


SUMARIO DEL VIAJE:

Reporte: Hotel MOXY Aeropuerto de Munich, Alemania
Reporte: Business Lounge de Lufthansa en el Aeropuerto de Munich
Reporte: Business Class Lufthansa A330 Munich-Toronto
Reporte: Maple Leaf Lounge de Air Canada en el Aeropuerto de Toronto
Reporte: Business Class Air Canada  A320 Toronto-San Francisco
Reporte: Hotel Park Central San Francisco, USA
Reporte: SkyClub de Delta en el Aeropuerto de San Francisco
Reporte: Clase Económica de Delta  E-175 San Francisco-Los Angeles
Reporte: Hotel Travelodge Santa Monica Los Angeles, USA
Reporte: Tren Amtrak Surfliner de Los Angeles a San Diego
Reporte: First Class de Virgin America A320  San Diego-San Francisco
Reporte: Hotel Hyatt Regency de San Francisco, USA
Reporte: Business Class de Air Canada  B787-900 San Francisco-Toronto
Reporte: Business Class de Air Canada  B777 Toronto-Munich
Reporte: Hotel Holiday Inn Munich City Centre, Alemania


El trayecto desde el aeropuerto lo hice en Uber porque estaba agotado, pero puede hacerse también en transporte público.

Simplemente tienes que ir hasta la estación central de Munich y desde allí, en apenas 10 minutos, bajas en Rosenheimer Platz City Station.

La recepción estaba prácticamente vacía, así que fue un trámite rápido chequearme.

El lobby del hotel es un espacio realmente muy agradable, de esos en los que no te importaría pasar la tarde.

De hecho, es lo que hice después de una mini siesta reparadora.

Allí hay un bar que funciona hasta tarde por la noche en el que sirven desayunos, almuerzos y cenas.

Además de bebidas y cocktails, por supuesto.

Existe también un business center en un rincón con dos imacs e impresora. La conexión a internet wifi es excelente.

Después de recorrer un poco el lobby subí a mi habitación en la planta sexta.

Es un Holiday Inn, no esperen demasiado en cuanto al aspecto, pero la habitación es relativamente amplia y cómoda.

Tiene una ventana grande por la que entra suficiente luz, una TV que bien podría ser un poco mayor y un escritorio decente.

Las vistas, sin ser las más lindas del mundo, tampoco estaban mal si no fuera por los equipos de aire acondicionado.

Nunca voy a terminar de entender esta costumbre de los paises del norte que en una cama doble tienen dos edredones individuales.

Es un antídoto contra la lujuria.

El baño poco más de lo mismo. Nada atractivo pero efectivo, razonablemente amplio y con amenities básicas.

Y una ducha con bañera.

Al lado de la puerta de entrada un armario con una caja fuerte de los 80’s (de esas que funcionan pasando tu tarjeta de crédito y en las que no entra una laptop) una plancha y su tabla de planchar.

El frigobar muy justito, pero supongo que con el bar de abajo abierto hasta las tantas se lo podemos perdonar.

Y una máquina para calentar agua con algunos tés y café soluble.

Al caer la tarde fui a cenar al Hofbräuhaus am Platzl, un restaurante de comida bávara al que voy siempre que visito la ciudad, y antes de darme cuenta ya estaba en el hotel desmayado hasta la mañana siguiente.

No tenía desayuno incluido en mi tarifa, así que antes del check out tomé un espresso y un croissant en el bar del hotel. Nada mal!

Siempre sostuve que, fuera de Italia, el país en donde mejor espresso se consigue es Alemania gracias a la gran comunidad italiana residente en el país.

Curiosamente, a su vez es uno de los peores, basta encontrar a los lugares indicados.


Conclusión:

El Holiday Inn Munich City Centre es una propiedad razonablemente cómoda que, si encuentras a buen precio, es una buena alternativa de alojamiento.

Muy bien localizada, aunque fuera del casco antiguo, que en mi caso es lo que buscaba. Si es tu primera vez en la ciudad y pretendes tener todo a poca distancia, quizás no sea tu lugar ideal. En cualquier caso, tienes la boca del metro en la puerta del hotel y en 5 minutos te plantas en Marienplatz.

El lobby es muy agradable, con muchísimo espacio para sentarse y con un bar que sirve productos de calidad. La atención de los empleados muy correcta, algo distante. Alemana.

Volvería a alojarme aquí si se diera la coyuntura.

Visitaron esta propiedad? Que impresión les dejó?

SI DISFRUTASTE DE ESTA RESEÑA, TE INVITO A LEER MIS REPORTES EN DISTINTAS AEROLÍNEAS,  HOTELES Y SALAS VIP ALREDEDOR DEL MUNDO.

Posts Relacionados

DESCUENTO EN VUELOS

Booking.com
BoardingArea