Reporte de Hotel: Hilton Garden Inn Miami Beach, USA

Sumario del Viaje:

Reporte: Iberia Business Class Airbus 340-600 , Madrid-Buenos Aires
Reporte: Sala Vip LATAM aeropuerto de Ezeiza, Buenos Aires
Reporte: LATAM Business Class Boeing 767, Buenos Aires – Miami
Reporte: Residence Inn by Marriott Miami Airport, Doral FL
Reporte: Hilton Garden Inn, Miami Beach FL
Reporte: LATAM Vip Lounge, aeropuerto de Miami
Reporte: SWISS Business Class Boeing 777-300ER, Miami-Zurich


Después de pasar la primera noche de mi estadía cerca del aeropuerto, y de cumplir la mañana siguiente con mis responsabilidades familiares en Doral, almorcé en Flanigan´s Seafood Bar & Grill por recomendación de los chicos de 4 Travellers Blog y partí hacia Miami Beach para pasar allí el último par de noches antes de regresar a Europa.

Serían alrededor de las 2:00pm cuando llegué al Hilton Garden Inn en Collins Av y 30th, en pleno Mid Beach, mi zona favorita para hospedarme en la ciudad.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Fachada Hilton Garden Inn Miami Beach

La única lógica que hay detrás de ello, sumado al hecho de que no me gusta South Beach, es que buena parte de las vacaciones de mi infancia la pasé vagueando por los rincones del antiguo Seville Beach Hotel, a cien metros de donde me hospedaría hoy, en la esquina de Collins y la 29th.

El Seville fue un hotel tan emblemático de aquella Miami, que Marriot compró la propiedad y la rebautizó The Miami Beach Edition manteniendo la fachada tal cual estaba, con el antiguo cartel del Seville y su característico reloj de agujas.

Sevile Beach Hotel

Sevile Beach Hotel. Collins Av y la 29th

La pregunta obvia sería por qué no me alojo directamente en el ex-Seville? Tengo un puñado de razones en mi defensa.

La primera es que, desde su reapertura en 2014, solo pasé un par de veces por Miami y los precios siempre eran delirantes.

Pero quizás la más importante es el terror a que nada de lo que recuerdo exista ya, empezando por mi mismo. Ni esta vez, ni el año pasado que me alojé exactamente enfrente del Seville en el AC Hotel by Marriott me atreví a visitarlo, ni siquiera el lobby. Un psicólogo a la derecha!

Pero no nos vayamos por las ramas, y regresemos a la puerta del Hilton Garden Inn en el 2940 de Collins Avenue, que a esta altura probablemente ya no le interesa a nadie.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Entrada Hilton Garden Inn Miami Beach

El hotel no tiene estacionamiento propio, así que dejé mi coche de alquiler con el valet parking, que se ocupa de estacionarlo en un garage cercano. El servicio es muy picante: U$35 por día.

Hay opciones más baratas en los alrededores, pero no lo suficientemente a mano, así que siendo solo dos noches opté por la comodidad de disponer de mi coche rápidamente en cualquier momento.

Para quienes viajen sin coche, está bien conectado con el resto de Miami Beach por medio del trolley, una especie de minibus gratuito que para prácticamente en la puerta.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Entrada al hotel en el 2940 de Collins Avenue

El hotel está ubicado en un pequeño y bonito edificio Art Decó reformado a medida, a pocos pasos de la playa.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Lobby Hilton Garden Inn Miami Beach

Al ingresar econtrarás la recepción sobre la derecha, y el área central del lobby a la izquierda con varios sofás, un pequeño business center con dos ordenadores y una chimenea, aparentemente inactiva.

Detrás, el Café del Polo, el bar del hotel del que les hablaré más adelante.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Lobby Hilton Garden Inn Miami Beach

Hilton Garden Inn Miami Beach

Lobby Hilton Garden Inn

Hilton Garden Inn Miami Beach

Lobby Hilton Garden Inn

En el lobby hay agua fría, caliente, café y té a disposición de los huéspedes. Se ofrece también internet wifi gratuita en toda la propiedad.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Agua saborizada fresca, café y té de cortesía

Durante el check-in me fue asignada una habitación que estaba ubicada al lado del ascensor, y apenas subí me di cuenta de que el ruido iba a volverme loco durante la noche, así que preferí prevenir que curar.

Regresé al lobby y solicité que me la cambien, a lo que el personal accedió sin demasiado entusiasmo y después de mucha insistencia.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Pasillo de acceso a la habitación

Las habitaciones son pequeñas, aunque no sería tan grave si no fuera por la recurrente costumbre americana de poner dos camas en ellas.

O me sobra cama, o me falta habitación.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Habitación Hilton Garden Inn Miami Beach

La decoración es sencilla y agradable, las camas cómodas y el estado del mobiliario impecable. Da la sensación que todo el hotel hubiera pasado por una reforma reciente.

Otra sensación que tuve al entrar al hotel y confirmé en la habitación es un buen nivel de limpieza general, tanto de las instalaciones como de las toallas y la ropa de cama.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Habitación Hilton Garden Inn Miami Beach

Frente a las camas hay un escritorio mediano, una TV grande (42 pulgadas) de pantalla plana y una máquina de café (no espresso)

Hilton Garden Inn Miami Beach

Habitación Hilton Garden Inn Miami Beach

Hilton Garden Inn Miami Beach

Televisión y escritorio

Hilton Garden Inn Miami Beach

Máquina de café y té de cortesía

Debajo de la TV un mueble que contiene la caja fuerte y un pequeño frigobar vacío.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Nevera y caja fuerte

En el pasillo de entrada a la habitación hay un armario y un espejo de cuerpo entero. Justo al lado del espejo, un espacio en donde entra una maleta mediana (justita, justita)

Hilton Garden Inn Miami Beach

Espacio para maleta y armario

En el armario cabe otra maleta tamaño carry on. Dentro del él hay varias perchas, una plancha, tabla de planchar y secador de cabello.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Armario pequeño

Estas eran las vistas desde mi ventana hacia la esquina de Collins Avenue. A la derecha se puede ver el mar, que está a cien metros de la puerta del hotel.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Vista desde la habitación Hilton Garden Inn Miami Beach

Lo que más me gustó de la habitación fue el baño: limpio, agradable y perfectamente iluminado. Los amenities son de Neutrogena.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Baño Hilton Garden Inn Miami Beach

Hilton Garden Inn Miami Beach

Baño Hilton Garden Inn Miami Beach

Hilton Garden Inn Miami Beach

Ducha Hilton Garden Inn Miami Beach

Hilton Garden Inn Miami Beach

Amenities de Neutrogena

Al atardecer bajé a dar un paseo por la playa, que es muy agradable a esta altura y muchísimo más relajada que South Beach.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Vista de la playa de mid beach a la altura de la calle 30

Cuando regresé al hotel justo coincidí con el happy hour en el Café del Polo, y tuve que probar algún cocktail con el único fin de hacer este reporte lo más completo posible. 😎

Hilton Garden Inn Miami Beach

Bar del lobby Hilton Garden Inn Miami Beach

El daiquiri estuvo bien, pero la atención de ambos camareros fue mala. Desganados, con caras largas, sin el menor propósito de que te lleves un buen recuerdo de la experiencia.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Daiquiri de fresa en la terraza del bar

A la mañana siguiente, créase o no, me desperté a un horario razonable y pude incluso desayunar. El buffet se encuentra en el sótano, y accedes a él a través de una escalera desde el mismo lobby.

En ese sótano hay también un pequeño gimnasio, por el que solo pasé para tomar esta foto.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Gimnasio Hilton Garden Inn Miami Beach

El restaurante no es grande, con capacidad para unas 40 ó 50 personas, que al menos a última hora estaba prácticamente vacío.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Restaurante Hilton Garden Inn Miami Beach

El desayuno es decente, teniendo en cuenta el precio que pagué por la habitación.

Americano completo (huevos revueltos, salchicha, bacon, etc) frutas frescas, tres o cuatro opciones de bollería (muffins, croissants, bagels, etc), tostadas, cereales, zumos y yogurt.

La mala? No hay café espresso, por tanto no hay café. Intenté tomar el de filtro pero aguanté medio sorbo.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Desayuno Hilton Garden Inn Miami Beach

Hilton Garden Inn Miami Beach

Cereales, bollería y frutas

Desayuno Hilton Garden Inn Miami

Desayuno Hilton Garden Inn Miami

Hilton Garden Inn Miami Beach

Calientes: bacon, huevos revueltos, salchichas y patatas

Hilton Garden Inn Miami Beach

Fruta fresca, yogurt y zumos

Comer todas estas porquerías por la mañana para mi es una osadía, pero la ausencia de café espresso modificó completamente la estructura de mi “desayuno ideal”.

Hilton Garden Inn Miami Beach

Exijo mi espresso y mi croissant!


Conclusión:

Tuve una buena experiencia durante las noches que pasé en esta propiedad.

Es un hotel de gama media interesante, a precio muy razonable: U$130 la noche la habitación doble con desayuno incluído, que reservé a través de la web de CheapOair que en ocasiones ofrece muy buenos precios respecto a la competencia (y a la propia web de Hilton, en este caso)

Entre los aspectos positivos destacaría el buen estado general de la propiedad, su impecable nivel de limpieza y la cercanía de la playa. El personal en general fue amable, a excepción de los dos muermos del bar.

Entre los negativos, el precio del parking que es una aberración (aunque en línea con lo que cobran el resto de hoteles en la ciudad) y la ausencia de piscina, que para mi no fue importante pero puede ser un aspecto excluyente para muchos.

SI DISFRUTASTE DE ESTA RESEÑA TE PODRÍA INTERESAR VER MIS REPORTES DE VUELO CON OTRAS AEROLÍNEAS, MIS REPORTES DE SALAS VIP O DE HOTELES EN DISTINTAS CIUDADES Y AEROPUERTOS DEL MUNDO

6 Comments

  1. Julio 25 septiembre, 2017
    • Hernan Van Norden 25 septiembre, 2017
  2. Juano Flyer 25 septiembre, 2017
    • Hernan Van Norden 26 septiembre, 2017
  3. guidoglu 26 septiembre, 2017
    • Hernan Van Norden 26 septiembre, 2017

Leave a Reply