Portada » Reporte: Hotel Hilton Aeropuerto de Frankfurt

Reporte: Hotel Hilton Aeropuerto de Frankfurt

Cuando viajo en familia generalmente intento evitar jornadas de viaje largas que incluyan muchas conexiones, ya que entiendo que es agotador para todos. Por este motivo tenemos una especie de trato implícito que incluye descansar durante las conexiones, y no hacerlas del tirón.

Nuestro billete original era picante: Barcelona a Cancún con escalas en Frankfurt y en Toronto, así que me aseguré de poder pernoctar en ambas. En Frankfurt hay dos hoteles de gran calidad que ni siquiera te obligan a salir del aeropuerto: el Sheraton y el Hilton.

Ambos tienen un nivel similar, por lo que normalmente decido en base al precio, y el Hilton ofrecía una tarifa de 89€ que no pude resistir.

Además, siendo miembro Gold del programa de fidelidad Hilton Honors tenía la posibilidad de solicitar un upgrade a un Executive Room con acceso al Executive Lounge, que en esta propiedad es precioso.


Sumario del Viaje:

Reporte: Hotel Hilton del Aeropuerto de Frankfurt, Alemania
Reporte: Maple Leaf Lounge Air Canada Aeropuerto de Frankfurt
Reporte: Business Class de Air Canada B787-9  Frankfurt-Toronto
Reporte: Hotel Sheraton del Aeropuerto de Toronto, Canadá
Reporte: Clase Premium Rouge (Air Canada) B767 Toronto-Cancún
Reporte: Grand Palladium Colonial Resort & Spa Akumal, México
Reporte: Primera Clase de United Airlines B737  Cancún-Newark
Reporte: Polémica estadía en el Hotel Hilton de Newark, USA
Reporte: Business Class Polaris de United B767  Newark-Barcelona


Hotel Hilton Aeropuerto de Frankfurt

El hotel Hilton Frankfurt Airport está ubicado justo encima de la estación de trenes ICE, a la que accedes fácilmente desde la Terminal 1 a través de un puente peatonal.

Desde la terminal hay varios carteles que te dirigen hacia el hotel, es un paseito de unos 10 minutos.

Aeropuerto de Frankfurt

Desde la estación estás a tan solo 15 minutos del centro de Frankfurt en tren, por lo cual esta propiedad no solo es conveniente para noches de conexión sino también si pretendes visitar la zona.

Estación de trenes del aeropuerto de Frankfurt

En el camino hay varios puestitos y locales con comida, y con el hambre que traía me aseguré meterme entre pecho y espalda una currywurst antes de subir a mi habitación.

Justo al lado del Hilton se encuentra su hermano menor (y más económico) Hilton Garden Inn. Ambas entradas están separadas por unos pocos metros.

El lobby es inmenso, con un diseño moderno y filoso.

Aunque los asientos son la cosa más extraña e incómoda que haya visto jamás.

En la recepción hay un mostrador dedicado exclusivamente a los clientes del programa Honors, en donde hice el check in (upgrade incluido)

Me fue asignada una habitación executive en la novena planta.

Lamentablemente no había habitaciones con cama doble disponibles, así que acepté esta con dos individuales y solicité una cama extra para mi hijo.

La habitación es muy agradable, razonablemente amplia, perfectamente iluminada y con todo lo necesario para una buena noche de descanso.

Tiene una TV de nada menos que 55 pulgadas, y debajo un escritorio para trabajar con una silla cómoda (valoro este aspecto)

El wifi es gratuito para los miembros del programa Honors y de buena velocidad.

En la mesilla de luz hay un reloj despertador y una fea, poco ortodoxa, pero muy útil base con dos enchufes.

El baño también me pareció impecable. Amplio y con ducha y bañera por separado.

Perfectamente surtido de productos de higiene de Peter Thomas Roth.

El minibar está bien equipado en cuanto a bebidas, algo corta la oferta de snacks.

Hay una máquina para calentar agua y algunos tés y café soluble.

Estábamos bastante cansados del viaje y ya habíamos cenado algo en el camino, así que nos pusimos a ver televisión y pronto nos dormimos.

El día siguiente amaneció frío y nublado, nada que uno no pueda esperar de Frankfurt en pleno mes de diciembre.

Desde mi ventana se veía la parte trasera del Sheraton, y justo detrás la terminal 1 del aeropuerto.

Tengo la costumbre de mostrar el día después en cada habitación que visito, esta vez en familia más favela que nunca.

Viajando solo no desayuno jamás, pero con la familia los horarios y las costumbres se alteran.

Al tener acceso al Executive Lounge podíamos desayunar allí gratuitamente. En el camino pasé por el gimnasio…. solo a hacer esta foto por si pudiera interesarle a alguien.


Executive Lounge Hilton Aeropuerto Frankfurt

El Executive Lounge de este hotel merece un párrafo aparte. Es un espacio tan agradable que vale la pena la visita, que arrasa al del Sheraton,  y pueden utilizarlo los pasajeros que ocupan habitaciones Executive.

La mitad del techo y todo el lateral son acristalados, compensando la poca luz que hay en Frankfurt durante muchos meses del año.

La primer mitad del lounge tiene un setup de mesas de bar, ideales para desayunar, almorzar o cenar, y la parte posterior es más de sofás y sillones, práctico para reuniones o para tomar un trago al atardecer.

Hay dos ordenadores a disposición de las visitas, aunque solo funcionaba uno de ellos, y una impresora.

El buffet ofrecía una buena oferta de desayuno, incluso habiendo llegado a ultimísima hora (faltaban 10 minutos para que lo levantaran)

Bacon y salchichas.

Huevos revueltos y huevos duros.

Algunos fiambres variados y salmón.

Frutas frescas y yogures.

Diferentes tipos de pan, croissants, magdalenas, galletitas bañadas en chocolate y otros dulces.

Cereales y zumos de fruta. En frente hay dos neveras con cerveza, agua y refrescos que no fotografié.

Y lo fundamental, a falta de un barista una máquina de cafe espresso.

Nunca desayuno, y cuando lo hago soy muy clásico y discreto. Esto es todo lo que me hace feliz.

Nos relajamos un rato en el lounge y luego regresamos al aeropuerto para embarcarnos rumbo a Toronto.

Los mejores precios que he conseguido en esta propiedad fueron directamente a través de la propia web del Hilton, y además allí te aseguras poder disfrutar de todos los beneficios de tu status en el programa Hilton Honors, entre ellos la posibilidad de realizar el upgrade gratuito.

El hotel ofrece también un area de spa que no visité.


Conclusión:

Definitivamente mi hotel favorito en el aeropuerto de Frankfurt. Aunque es cierto que el Sheraton está un poco más cerca de la terminal (hablamos de 5 minutos a pie de diferencia), considero este hotel más bonito y agradable.

La mayor ventaja está en el Executive Lounge que ofrece el Hilton, un espacio maravilloso e ideal para descansar entre vuelos y aprovechar el happy hour por la tarde. Aunque el desayuno es más completo en el restaurante del hotel en la planta baja, yo prefiero el ambiente relajado de este salón.

Repetiría el Hilton si tengo que pernoctar en FRA? Sin la menor duda!

Alguno de ustedes lo visitó? Que sensaciones les dejó?

SI DISFRUTASTE DE ESTA RESEÑA, TE INVITO A LEER MIS REPORTES EN DISTINTAS AEROLÍNEAS,  HOTELES Y SALAS VIP DE ALREDEDOR DEL MUNDO.

Posts Relacionados

8 respuestas

  1. Hola ! Gracias por la publicación , por estar ahí al pie del cañón . Una preguntita , cuál es tu truco para solicitar el upgrade hasta Executive, yo pocas veces lo he logrado ( siendo también Hilton Gold)

    1. Lo mejor es solicitarlo apenas haces la reserva, directamente desde la web de Hilton, y mencionarlo en el check in.
      En cualquier caso, este beneficio se aplica con mayor o menor probabilidad dependiendo de cada propiedad. Cada una maneja su propia política..

  2. Buenas!

    Sin ánimo de polemizar y que a su vez carece de toda importancia pero… esa tele no es de 55” ni de coña. De hecho por su grosor, diseño y aspecto diría que no es ni siquiera LED, sino LCD; esto implica que con bastante probabilidad sea anterior a 2008.

    Disculpa el comentario, pero me llamó la atención el detalle.

  3. En 2014 LH me “ofreció” quedarme un día más en FRA por sobreventa. Me dieron unas lindas millas, y me enviaron al Hilton. Milagrosamente fue a una de las habitaciones executive (porque estaba lleno el resto, ¡realmente había un montón de gente!). No me acuerdo qué cené, pero sí recuerdo que fue bestial y dormí muy bien. No desayuné, porque me pegué una escapada a Mannheim en el ICE, aprovechando que FRA-EZE en esa época salía muy tarde a la noche y el día estaba hermoso. Regresé justo para cenar tempranito, ducha, y a la terminal… las ventajas del ICE y su megapuntualidad para organizarse el día. 🙂

    1. Ideal! Yo siempre que tenga tiempo y la recompensa sea buena, me apunto a quedarme un día más.
      Y si me mandan a este hotel más todavía!
      Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AIRBNB 25€ DE REGALO

Airbnb

DESCUENTO EN VUELOS

Booking.com
BoardingArea