Portada » Reporte: Estadía en el Hotel Paramount de Seattle, con Dos Evacuaciones de Incendio Incluidas!

Reporte: Estadía en el Hotel Paramount de Seattle, con Dos Evacuaciones de Incendio Incluidas!

Voy a terminar pronto la secuencia de publicaciones relacionadas con este viaje porque ya me da vergüenza. La falta de tiempo y la pereza, combinados, son un cocktail letal.

En fin, llegué a Seattle después de varios días de gira y mucho cambio horario entre Estocolmo, New York y Los Angeles. Aquella primera noche cené en el bar del hotel, y subí temprano y sobrio a mi habitación decidido a descansar.

Pero bueno, contra todos los pronósticos, aparentemente es cierto que existen las leyes de Murphy and all that shit.

SUMARIO DEL VIAJE:

Reporte: Sala Vip Aurora Aeropuerto de Arlanda, Estocolmo
Reporte: Business Class de British Airways A321 Estocolmo-Londres
Reporte: Galleries Lounge British Airways aeropuerto de Heathrow
Reporte: First Class de British Airways B747 Londres-New York
Reporte: Flagship First Lounge Dining American Airlines en New York JFK
Reporte: First Class de American Airlines A321 New York-Los Angeles
Reporte: The Paramount Hotel, Seattle (dos evacuaciones incluidas!)
Reporte: Galleries Lounge British Airways aeropuerto de Seattle
– Reporte: First Class de British Airways B747 Seattle-Londres
– Reporte: British Airways Arrival Lounge aeropuerto de Heathrow


HOTEL PARAMOUNT SEATTLE

Elegí el Hotel Paramount en primer lugar por su ubicación, en pleno centro de la ciudad en la esquina de Pine Street y 8th Avenue, pero también por las críticas que tenía en la web.

Aterricé en Seattle puntualmente con un vuelo de Delta que me trajo desde Los Angeles. Calculo que, Uber mediante, alrededor de las 2pm estaba en la puerta del hotel.

No se bien por qué tenía la idea de que iba a encontrarme con uno de esos enormes lobbies americanos clásicos al estilo del Roosevelt de New York, pero en su lugar me encontré con un hotelito pequeño y moderno, tipo boutique.

El lobby es mini, básicamente lo que ven en estas fotos. No había otros huéspedes en recepción en ese momento, así que el proceso de check in fue muy sencillo y veloz.

Pedí como de costumbre una habitación en planta alta (ya me arrepentiría durante las evacuaciones por escalera de esto) y me asignaron la 9, que si no me equivoco es la última del edificio.

La habitación me resultó simpática. De tamaño razonable, tenía una cama king size, una gran tv de plasma, un escritorio y un sillón individual.

Fair enough.

Un escritorio amplio, cómodo y bien iluminado es clave para mi, pues suelo pasar trabajando en él la mayor cantidad del tiempo que paso en la habitación.

El cuarto de baño es sencillo pero efectivo, separado en dos secciones lo que es siempre un plus, aunque inoportuno para quienes le interesen los baños de inmersión pues la bañera es muy pequeña.


Una noche movidita

Lo dicho. Aquella primera noche alrededor de las 10pm ya estaba en mi habitación cenado, duchado y tirado en la cama mirando The Late Show en bata al mejor estilo Hugh Hefner, pero pobre y sin conejitas.

Menciono lo de la bata porque a las 11:42pm cuando saltó la primer alarma atiné a bajar tal cual estaba, pero al instante pensé: y si no podemos volver a subir hasta las 5am o, aún peor, se quema el edificio y me quedo deambulando toda la noche en bata por Seattle?

Me vestí con cierta calma, agarré mi mochila en donde tenía mis documentos, ordenador, dinero, etc y bajé los malditos 9 pisos por la escalera de incendios, con muchos de mis vecinos.

Un lío. Lleno de gente en la puerta del hotel, madres con bebés en brazos, bomberos entrando y saliendo del edificio… en fin. Media hora después nos dijeron que era una falsa alarma y nos dejaron regresar a las habitaciones.

Claro, yo a esta altura me había despabilado un poco y, entre una cosa y otra, terminé durmiéndome alrededor de las 3:30am, pero no por mucho tiempo.

A las 7:17am volvió a saltar la alarma, y esta sí que la sentí en la carne. No es un despertar agradable, básicamente es como si entrara una ambulancia adentro de la habitación.

Otra vez para abajo, esta vez con un humor de perros y un odio…  Todo esto lo relaté casi en tiempo real en en mi cuenta de Instagram y pueden encontrarlo en mis stories destacadas.


Conclusión:

La verdad es que lamento tener que decir que mi estadía fue un desastre, porque realmente el hotel es agradable y el personal se comportó correctamente teniendo que hacer frente al malestar de todos los huéspedes frente a las dos falsas alarmas en una misma noche.

Durante el check out el manager cometió el error de preguntarme que tal había sido mi estadía, y después de darle mi opinión decidió no cobrarme la noche de las alarmas.

Si no hacía el comentario no me lo habrían descontado, ya que no le surgió a la dirección reembolsarlo espontáneamente, cosa que como empresario entiendo perfectamente pero como cliente me hace tilín.

Dramas aparte, no dudaría en regresar a este hotel si me encuentro de visita en la ciudad.

SI DISFRUTASTE DE ESTA RESEÑA, TE INVITO A LEER MIS REPORTES EN DISTINTAS AEROLÍNEAS,  HOTELES Y SALAS VIP DE ALREDEDOR DEL MUNDO.

Posts Relacionados

4 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AIRBNB 25€ DE REGALO

Airbnb

DESCUENTO EN VUELOS

Booking.com
BoardingArea