Portada » Reporte: Polémica Estadía en el Hotel Hilton del Aeropuerto de Newark, USA

Reporte: Polémica Estadía en el Hotel Hilton del Aeropuerto de Newark, USA

Que difícil empezar a escribir un post sobre un pésimo hotel, y que difícil hacerlo sobre un Hilton, con lo impecable que había sido mi última estadía en el Hilton del aeropuerto de Frankfurt en este mismo viaje!

Aunque tampoco es ninguna novedad que Hilton es una cadena que evidencia muchas veces una enorme diferencia de estándares, algo que a mi modo de ver deteriora la confianza del cliente.

Nunca sabes lo que te vas a encontrar en un Hilton, pero lo de hoy sí que fue particular.


Sumario del Viaje:

Reporte: Hotel Hilton del Aeropuerto de Frankfurt, Alemania
Reporte: Maple Leaf Lounge Air Canada Aeropuerto de Frankfurt
Reporte: Business Class de Air Canada B787-9  Frankfurt-Toronto
Reporte: Hotel Sheraton del Aeropuerto de Toronto, Canadá
Reporte: Clase Premium Rouge (Air Canada) B767 Toronto-Cancún
Reporte: Grand Palladium Colonial Resort & Spa Akumal, México
Reporte: Primera Clase de United Airlines B737  Cancún-Newark
Reporte: Polémica estadía en el Hotel Hilton de Newark, USA
Reporte: Business Class Polaris de United B767  Newark-Barcelona


Hilton Newark Airport

Llegué al hotel tarde por la noche en un Uber, ya que no quise utilizar el servicio de traslado que ofrecían porque estaba con mi hijo y hacía 18 grados bajo cero. No estaba el ambiente como para esperar el shuttle afuera de la terminal.

El hotel desde fuera no dice demasiado, tan impersonal como cualquier otro hotel ubicado en el muy poco agraciado entorno de Newark.

En la recepción había solo una persona delante mío registrándose, así que no perdimos mucho tiempo.

Mientras esperaba en fila me llamó un poco la atención la suciedad y el mal estado de la moqueta del lobby, pero en ese momento no le di demasiada importancia.

Cuando terminé de hacer el check in, rumbo a los ascensores me topé a este grupo de personas durmiendo en los sofás delante del business center.

Minutos después, cuando caminaba por el pasillo hacia mi habitación, tuve que pasar por encima de cuatro personas que estaban sentadas conversando en el corredor.

Claramente daba la impresión de haber más personas que camas dentro del hotel.


La Habitación

La primera impresión fue buena. Tiene buen tamaño y está bien decorada, con un setup de luces bajas que a mi me puede.

No hay nada que me guste menos que las luces en el techo, así que valoro las lámparas de pie y los apliques de pared

Y hablando de luz remarco que el blackout de la ventana es absurdamente fino, algo inconcebible según mi opinión en un hotel de aeropuerto en donde no existen los horarios para dormir.

Como yo viajo con mi propio blackout no es algo que me afecte demasiado, pero ahí lo dejo.

Delante de la cama hay una importante TV de LCD y un escritorio igualmente amplio.

Afinando un poco el ojo se notaba un déficit importante en la limpieza. Por ejemplo, en la mesita de luz había una marca de un vaso apoyado, y algo que parecía una piedra de hachís al lado (pero no era, o al menos no pegó)

No hablemos ya de todo aquello que es invisible a los ojos.

Contra la ventana había un sofá individual con una bandeja rebatible como para comer en él.

Al lado de la puerta de entrada hay un armario detamaño medio, pero suficiente. Allí se puede encontrar una plancha y su respectiva tabla de planchado.

El lavabo no era demasiado amplio pero estaba bien.

Con productos de higiene de la marca Peter Thomas.


Amenities

Hay una máquina para preparar café de filtro y tés, y una pequeña selección de productos.

No había botellas de agua disponible de cortesía para miembros elite del programa Honors, cosa que me sorprendió.

Cuando iba a examinar el frigobar me encontré con esta caja encima de la nevera. Por un segundo me pregunté si sería esta la cortesía por ser miembro del programa, pero no 😉

La caja tenía una pizza adentro a medio comer. Durante un par de segundos no daba crédito a lo que estaba viendo.

Esta es una de las cosas más bizarras que me he encontrado en la habitación de un hotel (al menos contra mi voluntad) y refleja el descuido absoluto en la limpieza de la propiedad.

Probablemente apenas hicieron la cama entre el huésped anterior y yo.

Esta curiosa historia hizo que tuviera que cambiarme de habitación y que hiciera un reclamo por el que obtuve una razonable compensación a cambio.


El día después del Bomb Cyclone

Como todos sabemos, después de la tormenta siempre llega la calma.

A la mañana siguiente el día amaneció hermosamente soleado, aunque las temperaturas aun eran muy bajas.

No puedo dejar de postear mi foto del día después con la habitación en modo favela.

Salí a almorzar y a dar una vuelta antes de regresar al aeropuerto para volar a Barcelona.

El lobby lucía en mejor estado durante la mañana.

Y pude aprovechar para fotografiar el bar frente a la recepción, que la noche anterior estaba cerrado.

Y también el hotel desde fuera.

En fin, un paseíto al sol, un almuerzo ligero, vuelta al hotel sin más tiempo que para un baño y shuttle al aeropuerto.


Conclusión:

Comprenderán que mi valoración de esta propiedad se ve muy afectada por el pésimo nivel de limpieza de las instalaciones, y empeora mucho más cuando encuentro una pizza a medio comer adentro de la habitación.

Tampoco me gustó el hecho de ver gente desparramada en los lugares comunes como si se tratara de un campo de refugiados. Voy a intentar creer que tiene que ver con la situación que arrastraban los días de cancelaciones de vuelos y demás, pero aun así es inaceptable tener un camping en la puerta de tu cuarto.

La habitación en si está bien, es amplia y bastante cómoda. El wifi funcionó perfectamente (gratuito para miembros Honor) al igual que el shuttle, que utilicé solo al regreso pero partió con puntualidad.

La zona donde está ubicado el hotel es fea, no hay nada atractivo en los alrededores.

Pagué por mi habitación 100€ en la propia web de Hilton, de los cuales terminé recuperando alrededor de 25€ por mi reclamo.

No volvería a alojarme aquí, a no ser que fuera inevitable.

SI DISFRUTASTE DE ESTA RESEÑA, TE INVITO A LEER MIS REPORTES EN DISTINTAS AEROLÍNEAS,  HOTELES Y SALAS VIP DE ALREDEDOR DEL MUNDO.

Posts Relacionados

4 respuestas

  1. Leo tu post y me pregunto si es actual. Normalmente la higiene es tremendamente importante, pero en momentos como estos de COVID 19 es fundamental y a mi gusto excluyente! Ese hotel no cumple con las normas básicas de limpieza, por lo que sumó que mucho menos con el protocolo por el COVID.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

AIRBNB 25€ DE REGALO

Airbnb

DESCUENTO EN VUELOS

Booking.com
BoardingArea